martes, 26 de junio de 2012

Recorrido por Bretaña. Locronan, un pueblo de leyendas, druidas y películas.


Sigo mi recorrido por Bretaña. Ya definitivamente por la región de Finistère, en el sur. El protagonista es en esta ocasión el pueblo de Locronan,  entre los  más bellos de Francia con menos de 2.000 habitantes -tiene alrededor de 800- aunque con la llegada del buen tiempo suele recibir muchísimos turistas. Su belleza e impecable conservación-todas las líneas eléctricas y telefónicas son subterránes y no hay antenas de televisión a la vista-lo han convertido en el escenario de muchas películas como Tess, de Roman Polanski.

Leer el resto del artículo ...

15 comentarios:

  1. Me lo apunto para una futura visita a Bretaña. Me ha gustado eso del soterramiento de cables.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muy inspirador Paco.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Un Hugo??????????

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. La cuarta. En la ventanita del medio.¡Es verdad, me persigues hasta en Bretaña!

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    6. ¡Tienes razón! no me había fijado. Pero no me negarás que en el cuadrado, a la izquierda de los gatos, hay la figurita de un druida que podría pasar por uno de tus autorretratos.

      Eliminar
    7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Unas fotos fantásticas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que te gusten.

      Eliminar
  5. Me pasa como a Santiago Muñoz, adoro los lugares donde los horribles cables están soterrados, es así como conservan el encanto y salen fotografías limpias y magníficas.

    Y quizá no hace falta decir que me parece patética la historia siempre machista de la iglesia católica y sus obispos, poniendo a la mujer malísima más fuerte que un buey y enviada al infierno por romperle un cuerno... Siempre se inventan la misma historia con los bueyes arrastrando la carreta, como explican también del inexistente Sant-iago... (Historias unidas y paralelas con Finisterre, o "final de la tierra" según los romanos)Según Voltaire en su "Diccionario filosófico" la palabra "kerub" significa buey, de ahí que pusieran a un querubín en la puerta del paraíso, (aunque armado hasta los dientes) más tarde los judíos representaron a los ángeles con forma de buey (adoptado de los egipcios) por la prohibición que tenían de representar "imágenes sagradas". Es como decir que los ángeles llevaron el cuerpo de un "santo" al lugar donde se les antojó a los "santos" obispos, y una mujer malísima queriendo romper la "historia para niños"...
    Para poner la pincelada de humor de Voltaire, transcribo su deducción; "Los egipcios veneraron al buey como símbolo de agricultura, pero jamás convirtieron a un buey en portero" :)) Metáforas de metáforas... Pero ya es hora de acabar con historias de mujeres malísimas y santos varones...

    Lo que sí parece por tus fotografías, es que Finistère es un lugar de ensueño... y apetece vivirlo como un cuento de hadas :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Eva, de hecho no creo que la enviaran al infierno por lo del cuerno, sino por todo lo que había habido antes con San Ronan.
      Y gracias por toda la información tan erudita que aportas a este post, y a todos los otros.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar