miércoles, 27 de junio de 2012

ANTONIO ESPEJO. EL PODER DE LOS TELEOBJETIVOS 3.

UN EJEMPLO PRÁCTICO DE PROFUNDIDAD DE CAMPO Y DISTANCIA FOCAL. COMO USAR UN GRAN TELEOBJETIVO  (IN ENGLISH)

Siguiendo con mi búsqueda de fotos espectaculares de Barcelona gracias al uso creativo de teleobjetivos, recordaba una foto que no podía pasar por alto. Era una imagen tomada por Antonio Espejo con un tele descomunal.


CANON 1.200 mm COPYRIGHT ANTONIO ESPEJO


Espejo trabajó durante muchos años como fotógrafo de plantilla de El País y, al igual que Alguersuari, provenía del campo de la fotografía deportiva; debido a eso, era un experto en obtener el máximo rendimiento de las ópticas de larga distancia focal. Antonio estaba trabajando en un libro titulado “Barcelona de bat a bat” para la editorial Lunwerg. Tanto el servicio profesional de Nikon como el de Canon prestan ópticas especiales, durante un tiempo limitado, a los fótografos registrados en el club profesional. Espejo consiguió un verdadero “monstruo”: un teleobjetivo Canon de 1.200 mm. En la imagen, tomada desde las escaleras que conducen al MNAC (Museu Nacional d’Art de Catalunya), aparecen las Torres Venecianas, el monumento central y el reloj del hotel Plaza, todo en Plaza España, y ya más lejos la escultura de Joan Miró “La Dona i l’Ocell” (La Mujer y el Pájaro). Para los que conocen Barcelona la imagen es sorprendente. Todo aparece en el mismo plano. Para los que no la conozcan tan bien me tomé la molestia de buscar las distancias en un plano de la ciudad. Pués bien, la escultura de Joan Miró se encuentra… ¡a 400 metros de las Torres Venecianas! Pero por el efecto de los teles (a mayor distancia focal mayor el efecto) de comprimir todos los planos el resultado es sorprendente.

El teleobjetivo empleado era un 1.200 mm de Canon valorado en... !120.000 $!. Los llamados objetivos “normales” (porque se aproximan a la visión humana) son de 50 mm, o sea que en este caso Espejo tomó la foto con una óptica de una distancia focal ¡veinticuatro veces mayor !
Decidí hacer una comparación utilizando diferentes distancias focales. Vivo muy cerca de Plaza España así que tomé mi trípode, una Nikon D80 y una bolsa llena de ópticas, y subí las escaleras que desde Plaza España llevan al MNAC. Desde allí hay una vista excepcional de Barcelona que he utilizado en numerosas ocasiones. Y estos son los resultados. Utilicé tres ópticas Nikon:un zoom 18-70, un 180 f:2,8 y un 300 f:4. En los pies de foto la distancia focal está multiplicada por el factor de conversión digital de 1,5 para poder compararlo con el teleojetivo de 1.200 mm que utilizó Antonio Espejo.


NIKKOR 105 mm

NIKKOR 270 mm

NIKKOR 450 mm

CANNON 1.200 mm COPYRIGHT ANTONIO ESPEJO



CONSIDERACIONES TÉCNICAS


La foto de Antonio Espejo se enfrentaba a numerosos retos técnicos. Un teleobjetivo de esta distancia focal necesita que se dispare con una velocidad de obturación muy alta o sobre un trípode extremadamente sólido. Espejo me comentó que consiguió un trípode del Servicio Profesional de Canon que pesaba 15 kilos. El segundo reto era conseguir que todos los planos quedaran nítidos, lo que se llama PROFUNDIDAD DE CAMPO, que es la distancia entre el elemento más próximo y más lejano de la escena que aparecen nítidos en relación al punto que hemos enfocado. La profundidad de campo depende de tres factores, algunos controlables por un fotógrafo que trabaje en modo manual:

1) El diafragma. A medida que disminuye el diafragma (menor apertura por la que entra menos luz) aumenta la profundidad de campo.

2) La longitud focal de los objetivos. A mayor distancia focal menor profundidad de campo y viceversa.

3) La distancia. Es decir: la distancia entre la cámara y aquello que queremos fotografiar. A mayor distancia mayor profundidad y viceversa.

Para lograr que todos los planos resultaran enfocados Espejo tenía dos variables inamovibles, una positiva y una negativa. La positiva era que la distancia de toma era muy lejana. El primer elemento en su foto, las Torres Venecianas, estaba a algo menos de 700 metros desde el punto exacto desde donde se tomó la foto, según mis cálculos en el mapa de Barcelona. La otra variable inamovible y negativa era la enorme distancia focal de su teleobjetivo: 1200 mm.
Antonio sólo podía jugar con la tercera, el diafragma. Lo normal habría sido que cerrara el disfragma al máximo y disparara a la velocidad lenta correspondiente para que la foto quedara bien expuesta. Pero había un problema que me contó Espejo :” No podía disparar a una velocidad lenta porque, a pesar del trípode de 15 kilos, la distancia focal era descomunal y me habría salido la foto movida, así que opté por una solución intermedia:una velocidad alta y un diafragma intermedio para la película de diapositivas Velvia de 50 ASA.”
La foto está tomada en un día soleado (indispensable para este resultado) y a las 14 horas 8 minutos (Queda claro como lo sé, ¿verdad?).

El resultado final es fantástico. ¡Chapeau Antonio ¡


14 comentarios:

  1. Sorprenent i interessant foto!

    I encara més interessants i didàctiques les teves explicacions.

    Felicitats pel blog!

    MR Vila

    ResponderEliminar
  2. Paco Elvira6/10/08

    Gràcies Maria Rosa,
    Llavors segur que t'agradara la segona part sobre aquest tema.

    ResponderEliminar
  3. Molt interessant. Llàstima que al final no arribem a saber a quina obertura i velocitat va disparar... :-)
    Salut!

    ResponderEliminar
  4. este antonio espejo es el mismo que publica en el blog de fotografía de el pais? Has leído el artículo de hoy?

    Buenas noches. Me voy a la cama que me caigo de sueño...

    ResponderEliminar
  5. Parece imposible.... muy interesante!

    ResponderEliminar
  6. Realmente una composición espectacular, meter en un mismo plano cosas tan distantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maite y Santiago. Es aprovechar muy bien la capacidad de los teleobjetivos de comprimir los planos. Y este de 1.200 mm -creo que lo trajo Canon de Japón para dejárselo a un puñado de profesionales entre los que estaba Antonio Espejo- ,es espectacular.

      Eliminar
  7. Paco, molt bona foto, e igualment molt bona la teva crónica i comentaris al respecte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies RM. Es una foto tan espectacular que valia la pena estudiarla a fons.

      Eliminar
  8. Impresionantes teleobjetivo y toma. Sólo por curiosidad, ¿conoces el peso que tiene el bicho de 1.200 mm?
    Poco a poco voy aprendiendo sobre diafragmas, velocidades de obturación y ópticas; luego es un gusto plantearte la foto como un reto: pensar qué quieres, qué necesitas y cómo conseguirlo, además de buscar un buen encuadre... lástima que pocas veces tenga todo el tiempo que me gustaría.
    Excelente explicación, gracias por enseñar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí. Lo he mirado en la página de Canon (el enlace está arriba). ¡16,5 kilos!

      Eliminar
  9. Anónimo6/7/12

    Esta entrada, como la de ayer,las guardo como "oro en paño", son muy ilustrativas. y buenas lecciones.
    Maribel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta entrada la hice y la utilizo en clases de fotografía.

      Eliminar