viernes, 1 de julio de 2011

El comunicado de los periodistas de El País vetado por la empresa

 CANON POWERSHOT S95


Son malos tiempos para la lírica, es decir para El Periodismo. Han llegado incluso a El País, un referente para todos. Es la crisis, o el aprovecharse de la crisis, en otro intento de que todos los asalariados de este país sean mileuristas. Los trabajadores de El País han estado publicando sin firmar sus artículos, como protesta. Y el martes en un artículo titulado 'Transparencia frente a Fuenteovejuna' firmado por el actual director Javier Moreno, por el presidente, Juan Luis Cebrián, por el director general, Jesús Ceberio y por Joaquín Estefanía les acusaban de falta de profesionalidad. Esta misma dirección ha vetado la publicación de una nota con la respuesta del Comité de Empresa.

Parece que no se den cuenta que su poder ha menguado. Ya no tienen el monopolio de la información. Ahora los ciudadanos de a pié tenemos nuestros blogs y nuestras redes sociales.

Ahí va la nota censurada:


En defensa del periodismo de calidad

La retirada de firmas, acordada por amplia mayoría de la plantilla de El País, mediante votación secreta y en urna, es una medida responsable que se tomó con la perspectiva de evitar que el conflicto laboral afectase al compromiso del periódico con los lectores y a la calidad del producto que elaboramos entre todos a diario. Las reivindicaciones de los trabajadores de El País no son meramente laborales, sino que pretenden defender la profesionalidad de la redacción que en los últimos 35 años ha logrado hacer de este periódico la referencia mundial en español.

El ataque a los principios profesionales que han inspirado la trayectoria de El País proviene de quienes pretenden reducir a los periodistas a mera fuerza de trabajo, pagada con sueldos irrisorios, en condiciones laborales incompatibles con las exigencias de calidad de un medio como este y que ponen en peligro la autonomía profesional indispensable para ejercer la labor de informadores. Un periodista mal pagado es un profesional menos independiente y menos libre. Una sociedad sin periodistas dignos de tal nombre aboca a una democracia meramente formal.

La Empresa pretende que firmemos un convenio que consolida una doble escala salarial, sin ninguna subida de IPC y eliminando la paga que vincula las retribuciones a los beneficios. El Comité ha ofrecido perder una media del 4,5% del salario con el fin de facilitar la equiparación de los compañeros procedentes de El País Digital y las nuevas contrataciones.
Los informadores que decidieron cumplir el acuerdo mayoritario de la plantilla sacrificando su firma están dando un ejemplo de profesionalidad. La retirada de firmas en ningún caso ha ido acompañada de un descuido en la elaboración de los textos, en la amplitud de las fuentes consultadas o en la profundidad de las informaciones y análisis. Lo ocurrido en los últimos días ha demostrado que hay un compromiso inequívoco con la tarea colectiva de elaborar un periódico serio, riguroso e independiente. Nadie podrá decir que la retirada de firmas haya afectado lo más mínimo a la calidad habitual del producto ni haya rebajado en nada el grado de responsabilidad ante los lectores.

Lo que sí ha permitido la retirada de firmas es que se visualice ante el conjunto de la sociedad el firme deseo de quienes hacemos El País de defender la dignidad de los periodistas. Comprendemos que el hecho de que esto se haya manifestado públicamente incomode a algunos, pero lo que no podemos entender es que esa contrariedad se intente enmascarar con argumentos falsamente profesionales. Si se trata de defender la profesionalidad de los informadores, estaremos siempre en primera línea.

Comité de Empresa de Ediciones El País/ 28 de junio 2011

8 comentarios:

  1. Ivan Sánchez1/7/11

    Vergonzoso todo lo que ocurre con el cuarto poder… censurar esta nota es tan flagrante como que un juez decida no investigar a un político!

    ResponderEliminar
  2. Es dificil predecir hasta donde vamos a llegar yn todo ahora pasa por la disculpa de la crisis esta de moda meter miedo con el puesto de trabajo

    ResponderEliminar
  3. Si la replica es censurada, no lo entiendo ni comparto.
    Pero la carta firmada por la dirección, tiene su punto de vista razonable.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. El artículo del director es una falacia, que como todo el mundo sabe es una falsedad con apariencia de verdad. Cuando los derechos de los trabajadores se lesionan, estos tienen que hacer uso de su fuerza, y en este caso la fuerza de un periodista es su firma. Me parece estupendo que los trabajadores de El País hagan visible a sus lectores un conflicto que todas las direcciones de periódicos tratan siempre de ocultar (véase El Mundo y la limpia que hizo...) Si los periódicos tuvieran la calidad que realmente pagan, El País y otros tantos serían meros fanzines, así que no sé de qué se quejan los cebrianes.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1/7/11

    a mi me gustaria saber que punto de vista razonable ves en "Transparencia frente a Fuenteovejuna".
    Un grupo de directivos intentando influenciar la opinion publica? mezclando estrepitosamente mal el rigor periodistico con la omision de firmas en los articulos?

    ResponderEliminar
  6. Aquí comparto las opiniones de Ivan, Bermaxo, Zulde y el anónimo.
    El que los directos publiquen su opinión y censuren la del comité de empresa me parece un abuso, Jan.

    ResponderEliminar
  7. Abuso de poder puro y duro, y está claro que caen por sí mismos, hace tiempo que se veía venir. Ahora es cuando pienso que al fin se hace realidad la letra de la canción del pionero del rap Gil Scott-Heron de los años 70; "La verdadera revolución no saldrá por televisión". Cuanto más censuran más fuerza nos dan y más solitos se quedarán. ¿Ves lo que dije, Paco? El sistema está en sus últimos coletazos y tiene los días contados. El poder ya no tiene la fuerza de manipulación de sus medios oficiales, ya no hay quien trague. Como dices, cada cuál tiene ahora su blog y sus medios, somos protagonistas y reporteros, ya no pueden engañar más. Yo me alegro de todo lo que está pasando.

    ResponderEliminar
  8. Jaume Busqué i Barceló4/7/11

    Fins i tot, Paco, la nota dels treballadors periodistes de El País em sembla suau i molt correcte. Es obvi, però, que la fermesa, la contundència en l'exposició de les idees i de la situació... no té perquè està renyida amb la correcció, amb l'educació. Això honora els treballadors de El País i posa en evidència, davant l'opinió pública, els directius d'aquest diari que fins ara havia estat un referent on acudir per tenir una bona informació.

    Salutacions,

    Jaume Busqué Barceló

    ResponderEliminar