martes, 13 de noviembre de 2012

Recetas de cocina. Ensalada improvisada



Me dice una amiga que todas las ensaladas son improvisadas. Las que hace ella sí, las mías no siempre, como por ejemplo la de Catherine. Pero otras veces como en esta ocasión, sí. Es llegar a casa, mirar lo que hay en la nevera y decidir hacer una ensalada  con lo que encuentres. Algo divertido y que puedes repetir a menudo. Os cuento lo que hice en esta ocasión.

Ingredientes para dos personas.

Una patata cocida (ya la tenía hecha) cortada a rodajas de un centímetro.
Un tomate pelado, despepitado y cortado a trozos.
Una docena de aceitunas negras de Aragón a las que quitaremos el hueso.
Media docena de champiñones cortados a láminas
Una cebolleta tierna cortada a trocitos.
Una cucharadita de cominos
Una cucharada sopera de cilantro picado
Sal, aceite de oliva virgen y vinagre de Módena.

El toque de distinción, que trae un poco de trabajo, consiste en pelar y despepitar los tomates, en vez de cortarlos a trozos con la piel y las pepitas incluidas. Lo otro es ir extrayendo con los dedos los huesos de las aceitunas negras de Aragón; las venden deshuesadas en latas pero no saben a nada.
Colocamos las patatas en el fondo y el tomate, la cebolleta, los champiñones y las aceitunas encima. Aliñamos con la sal, el aceite de oliva virgen y el vinagre de Módena. Echamos  encima el comino y el cilantro picado lo que le da un toque especial.

Ya está. Riquísima. El próximo día improvisaré con lo que encuentre o lo planificaré con antelación. Es algo que también hago con la fotografía.

8 comentarios:

  1. Desde luego, tiene una pinta buenísima. A gritos pide: Cómeme, cómeme.
    A veces,solo falta un poco de imaginación y de buen gusto, para conseguir resultados espectaculares.Buen cocinero! Si señor: Y no lo digo solo por la ensalada: He visto otras cosas.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el plural de tu ensalada. Te la copio porque tiene que estar divina.

    ResponderEliminar
  3. Mejor aún si primero pones la patata y la cebolleta regada con el vinagre de Módena, así el vinagre absorbe el ácido de la cebolleta, que siempre tiene aunque sea tierna, y queda más dulce, y así evita también que el tomate tenga más acidez. Hay que evitar siempre los ácidos. Con tu permiso, Paco :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendos consejos viniendo de la "reina" de las ensaladas improvisadas.

      Eliminar
  4. Si tienes invitados (invitada) está bien lo de quitarle el hueso a las aceitunas. Incluso lo de pelar y despepitar (que gran palabra) el tomate. Pero si es para uno... revoltijo que to el gueno!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que soy un perfeccionista, Jan.

      Eliminar