lunes, 26 de noviembre de 2012

Preguntas-¿Sin respuesta?-sobre las hipotecas, los desahucios y los bancos





 En plena resaca post electoral podríamos plantear las mismas preguntas al partido que, en minoría o en coalición-los recortes no caen en saco roto porque la gente no es tonta- nos gobernará a los catalanes durante los próximos años y de las que ha hablado más bien poco durante la campaña.

Estoy seguro de que muchos de vosotros también os las haceis. El problema de los desahucios ha llegado a crecer hasta tener unas dimensiones alarmantes. A la pregunta de por qué no hace nada la clase política gobernante podemos llegar a la conclusión de que es por su dependencia con la banca. A la pregunta de por qué la prensa ha tardado tanto en denunciarlo y hacerse eco también podemos llegar a la misma conclusión.

¿Pero, y la banca? Han desahuciado a 350.000 familias y han seguido erre que erre impasible el ademán. ¿No son conscientes de la mala imagen que arrastran delante de la ciudadanía? ¿Tanto dinero están ganando expropiando pisos que no pueden vender e intentando cobrar la diferencia, ya que no se aplica la dación en pago, a gente que no tiene ninguna posibilidad de devolver el importe restante?

¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? Aquí hay gato encerrado. Pués resulta que he encontrado la respuesta. Mañana os lo cuento.

12 comentarios:

  1. Creo que la respuesta es muy fácil, al menos a simple vista, seguirán quedándose con los pisos y cobrando el préstamo más intereses, seguirán dando falsos préstamos para seguir "vendiendo o revendiendo" esos mismos pisos. Ya lo dice Fernando Trías de Bes en su libro "El vendedor de tiempo": Los bancos viven de falsos préstamos, lo único que quieren es comprar tiempo, comprar la vida de las personas, así tienen asegurado el negocio cobrando intereses toda la vida, cuanto más tiempo pase, mejor.

    Aquí un enlace que viene a decir lo mismo en cifras:

    http://noticias.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/hipoteca/los-motivos-ocultos-de-la-banca-para-oponerse-a-una-nueva-ley-hipotecaria_UVWc21zU6bDSO7zaLw8PO6/

    Pero me quedo con la frase final del libro de Trías de Bes: "En definitiva, no son las personas que deben dinero a la Banca, es la Banca que debe 35 años de vida a las personas".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran libro el de Trías de Bes, Eva. Me encantó. Y muchas gracias por el enlace, es muy interesante. Explica muchas cosas.

      Eliminar
  2. Penso que tot el món vol salvar el cul i en un escenari clàssic la manera clàssica es tu no em pagues jo t'ho prenc, el que passa es que estem en un escenari en que o ens possem d'acord o tos perdrem el cul.

    Si els bancs sabessin que fer amb els pisos ja haurien deshauciat a tothom, ara com l'únic que els hi passa si recuperen un pis es que han de provisionar executen menys hipoteques que en una situació normal. Tinc un amic que fa un any que no pague i ni l'han trucat per telèfon, evidentment a tothom no li passa igual, però dubto que la banca s'esperes un escenari d'aquesta manera on anem cap a l' abisme, ja veieu que moltes marques practicament desapareixeran o tindran moltes limitacions en la seva manera de fer banca, per aquí les oficines tanquen com a mosques i prejubilen a la gent a la mateixa velocitat, Això de les prejubilacions es un tema apart, jo ja dono per fet que difícilment cobraré els prejubilats de banca diuen que la pensió i la cotització els hi paga el banc. Jo em pregunto amb quins diners?. Si l'entitat necessita milers de milions d'Euros per no tancar i acaben venent-la per un euro com pot pagar res. Lo que dic l'abisme es cada dia més prop excepte que es deixin de pagar les cèdules hipotecaries que es deuen als bancs estrangers que es com s'en ha sortit Islàndia. Perquè jo he de perdre els meus diners a les preferents i uns altres jan de cobrar les cèdules, bé es molt llarg i ningú en te una solució, jo tampoc, però si hi es segur que es dràstica i atrevida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentari molt interessant, Emili. A veure que et sembla l'article de demà.

      Eliminar
  3. Desgraciadamente, esto es un negocio. Y como tal, unos que son avispados, juegan a ganar siempre. Tienen el beneplácito de cualquier gobierno y siempre que lloran... maman. De ahí, el clásico refrán que tantas veces hemos oído, repetido y criticado.
    El ciudadano, como su apelativo indica, solo es un numero de cuenta corriente donde el saldo positivo de la misma garantiza la sonrisa y la buena atención por medio de quienes te venden el humo al mejor precio y tu sentencia de malvivir al mejor interés posible.
    Todos los males que nos aquejan en España o Catalunya en estos momentos son producto de la mala educación a la que hemos sido sometidos en la década de los ochenta, donde los sueños parecían cumplirse y nadie reparaba en coste que esto tendría en el futuro que es nuestro presente.
    Lo vivido en Catalunya, me hace ver el presente de la sociedad chilena, con los mismos defectos que tuvimos nosotros cuando paso por primera vez una tarjeta de crédito por nuestras manos. Solo nos enseñaron a usarla. Pero nunca comprendimos la esclavitud a la que nos sometía el sistema.
    Los ciclos se repiten. El poder prevalece. Y el hombre, sigue tropezando en la misma piedra.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que lo de la burbuja inmobiliaria es un fenómeno exportable, Jan. En mi reciente viaje a Casablanca he visto cantidad de edificios en construcción y bosques de grúas. ¿Está pasando lo mismo en Chile?
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Así es. Pero es extensible a casi todos los países latinoamericanos. En el momento que empiezan las tarjetas de crédito, empieza el calvario que termina por la compra del piso con unos intereses que hoy por hoy en España se tacharían de usura como mínimo. Superiores a los primeros créditos hipotecarios de los años 70, 80.
      Terrenos que hace poco costaban al cambio unos 6000 euros, hoy en día están pidiendo alrededor de 24.000. La burbuja está empezando. Pero lo más grave es que el salario mínimo esta por debajo de los 200.000 pesos chilenos. Mejor ni sacar el cambio.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Con ganas de leer tu post de mañana Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver qué te parece, Pachinko.

      Eliminar
  5. Pienso que la ley hipotecaria tiene que modificarse, pero tampoco se puede hacer demagogia con ello, ya que si todos dieran la casa que hoy vale 50 en garantía de un prestamo que vale 100 y encima ese préstamo garantiza préstamos a acreedores extranjeros, el pais entero haría crack y entonces no levantábamos cabeza en 100 años. Lo que sí se puede hacer es modificar muchas cosas, como por ejemplo, que por ley no se pueda cobrar comisiones de novación para refinanciaciones, o como mucho una tasa mínima, lo mismo para las tasas para notarios, o tasas de impuestos que pagamos al estado y que sufre el pobre que tiene que refinanciarse de nuevo, o el no meterle seguros a punta pala en compensaciones y que además el banco le dá prestado para contratarlos y aumenta la bola hasta el infinito. Eso sí se podría modificar, o moratorias de intereses, ya que el banco por mantener los pisos embargados le cuesta lo mismo o más que los intereses que deja de cobrar, etc. etc.... Pero para eso hace falta voluntad política, políticos competentes y menos demagogia....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre valoro mucho tus opiniones, y aún más en este tema porque sé de tus conocimientos.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Si este fuera un país realmente democrático con separación real de poderes no se habría permitido la macroestafa bankaria que estamos viviendo.
    Hasta mañana!

    ResponderEliminar