domingo, 4 de marzo de 2012

Fotos desde mi ventana. La sombra amenazadora y la indignación de dos jóvenes.




La fotografía es muchas veces una proyección de nosotros mismos. Fotografiamos, o vemos diferentes imágenes, según nuestro estado de ánimo. Cómo  explicar, sino, que en tantos años que llevo tomando fotos desde mi ventana, no me fijara en esta sombra, que se me antojó  amenazadora.

Seguro que estoy influenciado por la situación actual, pero también me han impactado mucho los comentarios recientes de dos jóvenes .

Adrià Padilla (@adriapadilla en Twitter) estudia Ciencias de la Comunicación en la UAB, en Bellaterra. Me escribía: “Entre unos (Europa) y los otros (el gobierno), se están cargando los pocos derechos que tenemos: sanidad y educación. Lo último es extremadamente grave y hay motivos suficientes para escandalizarse. Estamos viendo la punta del iceberg en cuanto a recortes sociales, y nos estamos jugando mucho: ¿tendré pensión?, ¿podrán mis hijos estudiar en una universidad pública?, ¿si enfermo, me operarán a tiempo? La gente se hace esas preguntas (y muchas otras), pero lamentablemente no tiene respuesta. Lo extraño no es que se quemen contenedores, sino que las manifestaciones no sean más masivas, que la gente se quede en su casa es algo que nunca voy a entender. A los que sois algo más mayores parece que esto no os preocupa tanto, pero a mi aún me queda mucha vida por delante, y cuando Rajoy a Merkel estén enterrados, mi generación aún pagará por las decisiones que están tomando. Siento rabia e impotencia cuando pienso en la herencia que recibimos. Este no es el país que yo quiero”.

Y Carlotota Betbesé, una de las responsables del Fotomovimiento 15 M comentaba sobre las declaraciones de Esperanza Aguirre en las que decía que quería acabar con el “todo gratis” y que privatizaría el agua y cobraría por las carreteras. “¡Claro que sí! ¡Y que privaticen el oxígeno de una puñetera vez! ¡Quién quiera pagar, que pague, y quién no que se ahogue! ¡Así sí que saldremos de la crisis! Y espero la hora en que me pongan cadenas en los tobillos, ¿dejarán escoger el modelo o vendrán de serie?

Y también escribía: “Es para hacerse una idea de la triste realidad y de la mierda de país en el que estamos. ¡Cada día tengo más ganas de largarme muy lejos! (“Cada dia tinc mes ganes de fotre el camp molt lluny!)

¿Qué queréis que os diga? Pues que no les falta razón. ¿Entendéis lo de la sombra amenazadora?

12 comentarios:

  1. Anónimo4/3/12

    Bon dia Paco, leo tu post y me duele el fatalismo y la sensacion de impotencia que refleja.

    Querria enviar un mesaje diferente y argumentaros el porque. NO voy a negar las dificultades y los enormes problemas a los que nos enfrentamos. Habremos de hacer un enorme esfuerzo.... entre todos . Ejercitemos nuestra memoria historica ( mejor aún con la ayuda de tus libros ).... ¿que pais se encontraron nuestros padres despues de una Guerra Civil ?....y cual teniamos nosotros nosotros al incicio de la transicion?....

    Expliquemosle todo esto a las nuevas generaciones y transmitamos la confianza que con esfuerzo, solidaridad y mucho, mucho trabajo vamos a salir de esta............pero solo lo conseguiremos si creemos que podemos hacerlo todos juntos

    Un abrazo desde Argentona. Antoni Guardia

    ResponderEliminar
  2. Magnífica fotografía, Paco, simbólica y metafórica. A mí me maravilla esa sombra como un gigante protector, no amenazador, ya sabemos que no hay sombra sin luz, y se me antoja como la sombra de la constelación de Orión, el protector de la humanidad. Me divierte ver la parte positiva u optimista :))

    Recuerdo los comentarios que indicas; y pensé que esa es, precisamente, la reacción pesimista que quieren los actuales gobiernos dictatoriales y amenazantes. Y como dice Antoni Guarda, es la misma depresión que sufrieron nuestros padres ante el mundo que encontraron tras la guerra, y sólo con amor y voluntad pudieron continuar y reconstruir lo que las bombas destruyeron.

    La historia no se repetirá, ya no sirven las viejas referencias, estamos en otro momento y tenemos otros medios, a través de las redes sociales estamos despertando a una nueva conciencia, en las redes y en las calles, y aunque desaparecieran las redes esa conciencia continuará hacia adelante, y ya nada ni nadie la parará. La solución no está en el enfrentamiento ante los gobiernos, los gobiernos ya no son la solución. La solución está en nosotros mismos, los actuales gobiernos de control están desapareciendo, ya nadie cree en ellos, lo vemos. Todos los cambios dan algo de pánico, pero veremos cómo sabemos organizarnos, a eso vamos, sin control de gobiernos.

    No quiero alargarme pero sí quiero dar un mensaje de optimismo y realidad, es un momento importante para el planeta y para la humanidad, estoy convencida de que vamos a un mundo mejor, aunque ahora parezca utopía. En el fondo, todo nace de una utopía, incluso nosotros. Y Así sigue la vida.

    ResponderEliminar
  3. La sombra, muchas veces, es lo único que se ve.

    ResponderEliminar
  4. Yo veo en la sombra, la nueva Reforma laboral del PP. Soy bankario que no bankero y trabajaba en una Caja de Ahorros (Caja Granada)y en la que pensaba que me jubilaría, y ahora es Banco y que aplicando la "reforma laboral", que se suponía que iba a crear empleo, van a echar a 650 personas, más las prejubiladas con un ERE, equivalen a la mitad de la plantilla de mi antigua Caja. Lo que hemos tardado 40 años en conseguir con el esfuerzo de los trabajadores, esta reforma laboral se carga los derechos de los trabajadores que se resignan al "sí wana" ante el empresario. Sólo veremos la luz, cuando todos los trabajadores nos concienciemos y luchemos por nuestros derechos, ya que nadie nos va a defender salvo nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4/3/12

    Me ha impactado esta fotografía, veo la sombra como si fuera una "masa" extraña que quiere devorar lo que ya existe, la metáfora es el edificio....Es muy llamativa por ese contraste tan palpable, pero yo a veces me siento "perseguida" por una irrealidad brutal que avanza sin que podamos hacer nada, impotente ante tanta hipocresía y desfachatez "económica" y solo me ciño a nuestro "territorio", al de cada uno de nosotros.
    Por eso los comentarios de los chicos, por un lado me ha llenado de esperanza al comprobar que aún existen voces que reclaman esa justicia y derechos que nos quieren usurpar, ¿Quien dice que los jóvenoes son pasotas?. estos comentarios me han compensado la "brutalidad" fotogáfica.....(que yo he interpretado "con las grandes reformas)....Toda mi vida defenderé lo público.....¡¡¡que tristeza el espectáculo que nos están ofreciendo!!!.
    Maribel

    ResponderEliminar
  6. Bon dia Antoni,
    Me gusta leer comentarios como el tuyo, pero a veces uno cae en un estado de pesimismo, viendo las sentencias de la justicia y la diferencia que hay para unos y para otros. Es muy loable tu actitud, pero uno echa de menos políticos como Churchil, que dijo que sólo les podía prometer sangre, sudor y lágrimas, pero que saldríam adelante. Yo creo que no es el caso en nuestro país, y la gente se da cuenta de la falta de representatividad de los políticos actuales, del poder de la Banca, etc, etc, etc. Para salir adelante hace falta un liderazgo. ¿Lo tenemos?
    Un abrazo.

    Gracias Eva por tu comentario y por tu mensaje de optimismo del que estamos muy necesitados.

    ¿Y qué hay detrás de la sombra, Logio?

    Querido “Cateto”, lamento mucho oir lo que te ha pasado y a las otras 650 personas. Estamos en unos momentos muy difíciles.

    ResponderEliminar
  7. Primero de todo, me reafirmo en mi comentario. Segundo: entiendo que mi comentario o el de otros lectores se pueda interpretar como una reacción "pesimista" ante la actual situación de crisis, pero nada más lejos de la realidad (al menos en mi caso). Lo que yo siento no es desesperanza, ni pesimismo. Yo siento rabia e impotencia, sentimientos que son fruto de un fracaso continuo. llevo seis años formándome en niveles post-obligatorios (Técnico superior de imagen, licenciatura de historia, y ahora en 3ro de periodismo), y no dejo de darme de morros contra la realidad cada vez que intento trabajar o emprender un proyecto. A mis 25 años solo he podido cotizar a la SS tres años, y tengo la sensación de que estoy perdiendo el tiempo en éste país. No he tenido nunca un contrato que no sea temporal, solo he podido ser un trabajador con un sueldo precario. Pero no por ello voy a dejar de intentarlo, no me pienso rendir. Me gusta pensar que aún se valora el esfuerzo, la profesionalidad, la dedicación y el talento. Sé que no soy el mejor, pero intento serlo. Por eso digo que siento rabia e impotencia, porque no logro encontrar el lugar que me corresponde (si es que hay algún lugar para mi).

    Sobre el tema de los derechos (sanidad y educación fundamentalmente), sigo defendiendo lo mismo: los jóvenes que hemos disfrutado de la compañía de nuestros abuelos, hemos escuchado siempre todo tipo de historias sobre la miseria y la pobreza de la post-guerra. ¿como puedo permitir que ahora derriben lo que ha costado tanto construir? Sé que muchos han pasado por situaciones similares a la actual crisis, y sé que otros incluso lo han pasado peor. Por eso mismo no hay que conformarse diciendo "ya pasará". Además, la España de nuestros abuelos salía de una guerra terrible. ¿de donde sale la actual coyuntura? ¿quien ha causado la crisis? ¿porqué la gente está siendo desahuciada? ¿por qué cierran los hospitales? Que yo sepa no hemos pasado ninguna guerra... y se me ocurren varios nombres que dan respuesta a tas mis preguntas, entre ellos bernard madoff.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Dentro del pesimismo, que a veces también me ataca y por eso las fotos que veo,muchas veces pienso que con el esfuerzo y la unión de "viejos -jóvenes" como yo y de jóvenes con tu actitud, saldremos adelante Adrià.

    ResponderEliminar
  9. Qué fotografía preciosa de nuestro querido Eixample... Amenazan otras cosas que tan bien apuntas y no estas casas. Una abraçada.

    ResponderEliminar
  10. Hay muchos jóvenes intentando cambiar las cosas, Maribel. ¡No te creas lo del pasotismo!

    ResponderEliminar
  11. Paco, acabo de veure el documental del 33 al que he anat a parar gràcies a una entrada del teu bloc i t'ho juro que estic flipant amb la teva feina. Dir que m'ha agradat es quedar-me curt.

    Com el que surt al reportatge era un tast he anat a google i noi, sense paraules. Els grans fotografs són mitics perquè ells fan/feu mític el món.

    ResponderEliminar