martes, 7 de febrero de 2012

Otra de las veces que he pasado más frío en mi vida



Otra de las veces que más frío he pasado en mi vida fue en Nantes, la preciosa capital del departamento del Loira Atlántico, Francia, en enero y febrero de 1998. Tuve un encargo del Dominical del Periódico y viajé junto a mi amigo el periodista Luis Miguel Marco para hacer un reportaje de las ciudades en que España tendría su sede en el próximo mundial de fútbol: NantesLens, y Saint Etienne. 10 días con todos los gastos pagados. ¡Qué tiempos aquellos!

Coincidió con una ola de frío polar. Seguro que he estado en lugares en los que ha hecho más frío, pero el hacer reportajes fotográficos implica patearte la calle a todas horas. Recuerdo que sólo podía aguantar una media hora escasa antes de tener que refugiarme en un bar para tomarme un café con leche muy caliente. Para colmo de desgracias me torcí un pie y durante días continué pateándome las calles cojeando. ¡Qué remedio!  Recuerdo que la guía de turismo francés que nos acompañó era igualita a Audrey Tatou,  la protagonista de la película Amélie. No todo iban a ser desgracias.



También nos acercamos a las montañas del Macizo Central cercanas a Saint Etienne, otra de las sedes. Seguro que hacía más frío que en Nantes pero la sensación era distinta. Salía del coche calentito por la calefacción y fotografiaba durante cinco minutos, antes de tener tiempo de congelarme.

 MACIZO CENTRAL. SAINT ETIENNE

Menudo frío pasé en ese viaje. ¿Habéis tenido otras experiencias como esta?

10 comentarios:

  1. Monty7/2/12

    En New York, un diciembre de 81. Un palmo de nieve y un frío helador. Creo que unos -20 grados. Se me congelaban los pendientes y me los tuve que quitar. También se me congeló el diu pero eso es otra historia...

    ResponderEliminar
  2. Muy posiblemente cuando hice el servicio militar en noviembre-diciembre del 90 en Berga, pero fue más concretamente haciendo guardia en unas maniobras en las montañas de los alrededores de dicha ciudad. Pensaba que me moría de frío porque no podía moverme, pensar y menos ver a un posible enemigo. Todavía puedo sentirlo!!!

    ResponderEliminar
  3. Una de las veces que más frío he pasado fue haciendo un reportaje sobre la caza en Navarra. Hacía un viento tan helador que no podía mover el dedo para realizar las fotografías. Al final metí las manos en el bolsillo y no volví a sacarlas hasta la hora del almuerzo.

    Salud para todos.

    ResponderEliminar
  4. El momento más cercano que recuerdo haber pasado frío, Paco, creo que ha sido éste contemplando tu fotografía helada del "Macizo Central. Saint Etienne". Con éstos días tan brillantes y soleados que ahora tenemos, no quiero recordar otros fríos.
    Preciosas fotografías y magníficas "aventuras".
    Salud y buen Sol*

    ResponderEliminar
  5. El febrero pasado, en Uzbekistán. Desierto de Ayaz Kala en una yurta y pasando la noche en el desierto. La señora que estaba allí nos dijo que dormir en una yurta ni locos y nos metió en un edificio de cemento lleno de agujeros y con las ventanas sin cristales... La temperatura llegó a 20 bajo cero por la noche. Eso sí, el cielo más espectacular que he visto nunca: en mitad de un desierto, en una "casa" sin luz eléctrica y con luna nueva... había estrellas hasta el horizonte por todas partes!
    El resto del viaje fue con frío... pero había calefacción.
    Por cierto, que en nochevieja de 2009 mientras hacía la foto del skyline de Manhattan, tenía un termómetro detrás que marcaba 10 bajo cero, y el 31 volvió a marcarlos cerca de Times Square.
    Nunca es mal momento para ir de viaje :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosa descripción, JAAC*

      Eliminar
    2. Muchas gracia Eva :-)
      Lo que no hay es foto porque ni con los guantes era buena idea sacar las manos de los bolsillos :-o

      Eliminar
  6. jajaja Monty pk no cuentas la història dle diu...?? jajaja ;-)
    Jo una de les vegades que recordo passar més fred ha sigut en ple mes de desembre de 2008 a Menorca... arribo a la caseta d'ES Grau i estava a 2 graus... però la humitat se't ficava dins del cos i et congelava per dins... la casa portava tancada mes de 5 mesos... fins que no vaig tenir la llar de foc encesa tot un dia no vaig aconseguir escalfar la casa... brrrrr va ser durillo... però a la vegada en tinc un agradable record...

    ResponderEliminar
  7. Soy calurosa por naturaleza. Esta mañana en Masella estábamos a 10 bajo cero y con el viento que soplaba no se la temperatura de sensación, las pistas estaban cerradas por viento, pero con el sol y si no estabas quieto, no tenía frío, en cambio mi sobrino, estaba tieso y él iba con guantes!

    ResponderEliminar
  8. Monty, como eres. Ya me explicarás lo del diu un dia.

    Las guardias de la mili son otro clásico Manuel, aunque imagínate los de los países del Este.

    Haciendo fotos como yo Joseba, y encima no puedes llevar guantes porque no disparas bien.

    Salud Eva y, en tu caso, buena luna.

    Opino como Eva, JAAC, estupenda descripción. Tengo frío sólo leerte.

    Òscar, al final es la sensació de fred el que compte, mes que la temperatura real.

    El ser caluroso, como tú, Joana, seguro que te ayuda en estos días gélidos.

    ResponderEliminar