domingo, 25 de septiembre de 2011

Fotos desde mi ventana ¿Habéis oído hablar de los Chemtrails?



La primera noticia me llegó por un comentario en el blog. Estas estelas contendrían residuos químicos esparcidos por aviones , algo conocido por sólo unos pocos. Es como una de esas películas o series tipo "Invasores".

Podéis ver aquí la explicación de los Chemtrails-que en inglés sería rastros  químicos- en Wilkipedia.

Hay gente que se lo ha tomado muy en serio y ya hay muchos blogs sobre el tema, como éste.
Lo encontramos también en "La verdad y el artificio", en este video de TV5, y en éste otro que tiene el alarmante título de "Plan para eliminar al 80% de la población mundial".

¿Qué opináis de los Chemtrails?

8 comentarios:

  1. Muy curioso. Hace unos tres años escuché hablar de ello por primera vez, desde entonces he leído algunos artículos en revistas científicas y he visto un par de documentales donde se habla de las distintas hipótesis. Para los más excéntricos, recuerdo un programa de "Cuarto Milenio" y otro de "Milenio tres" (ambos de Iker Jimenez) donde se debatía éste asunto sin llegar a una conclusión clara. Yo me guío por un razonamiento metodológico llamado "La Navaja de Ockham": uando dos teorías que en igualdad de condiciones tienen las mismas consecuencias, la teoría más simple tiene más probabilidades de ser correcta que la compleja.

    Esto es, que frente a todo tipo de teorías conspiranoides, la que más me convence es la de "la condensación". Es decir: el calor que desprenden los motores o turbinas -o cualquiera que sea el método de propulsión del avión- genera a su paso una estela de condensación de el vapor de agua suspendido en el aire. Es decir: no es más que una nube. Creo (corregidme si me equivoco) que ésta es la explicación que se ha dado desde programas como "espai Terra" en Tv3 (de Tomas Molina), creo que incluso se llegó a demostrar.

    aunque siempre habrá quien crea en una conspiración para convertirnos a todos en zombis, leernos la mente, controlar nuestra voluntad o cartografiar el terreno para lanzar bombas químicas.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Las estelas de condensación son solo eso. La cospiración es absurda ya que los presuntos envenenadores también respiran. Deberían ser además suicidas, lo que lo hace muy improbable.

    ResponderEliminar
  3. Si la teoría es cierta y viendo lo que tu cámara ha captado, no me cabe la menor duda que iban a por ti.
    Bromas aparte, hace tres años oí hablar por primera vez de ellos. Una persona que conocí mientras hacia unas fotografías a una vieja fabrica, me lo comento al ver una estela en el cielo.
    Tal como están las cosas, teorías mas absurdas he oído y que con el tiempo hacen temblar los cimientos mas sólidos de nuestra sociedad.
    Esperemos el próximo decenio. Si sobrevivimos, claro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Magnífica fotografía, Paco, parecen esos rayos de luces de Montjuïc algunas noches. Lástima que no sea eso.
    Y gracias por enlazar mi blog hablando del tema, como comento, en enero aún no había mucha información, pero aquí llevamos un par de años observándolas sobre el mar desde la salida del sol, y nubla el cielo y el día, todos nos quejamos de alergias y falta de energía especialmente esos días. Los médicos de la zona lo comentan también. Es pura observación personal y de habitat. Ya pueden decir misa.
    Se pueden dar todas las explicaciones fáciles, pero la teoría de conspiración existe de hace siglos, solo que ahora actúan con productos químicos, dicen que son residuos nucleares que no saben qué hacer con ellos, y está el mortal plutonio, que no existe por naturaleza en el planeta. Por supuesto que quieren eliminar a gran parte de la humanidad, para eso se hacen las guerras. Y los psicópatas conspiradores viven convencidos de salvarse por ser ellos los que apretan el botón, por decirlo simbólicamente.

    Pero eso no nos quita de disfrutar días azules como hoy, con el cielo limpio y transparente y el mar brillante como un espejo.

    Feliz domingo!

    ResponderEliminar
  5. Tengo que pedir perdón publicamente.
    Durante años fui almacenando los líquidos que utilizaba en mi laboratorio fotográfico. Miles de litros de revelador agotado , de stop, de fijador, de viradores al sulfuro o al selenio y de reforzador al mercurio. Mi conciencia ecológica me impedía tirarlos por el desagüe contaminando así el agua y las napas freáticas.
    El volúmen de todos esos bidones ocuparon la práctica totalidad de mi vivienda. Desde hace unos años, me dedico exclusivamente a la fotografía digital y abandoné por completo el laboratorio. Hace unos meses observé, caminando entre los bidones en mi living y en el baño, que la mayoría de ellos comenzaban a oxidarse. LLamé al Ayuntamiento de mi pueblo para solicitar un servicio que me sacara de encima toda esa porquería pero no obtuve ninguna respuesta. Pensé en mil maneras de desprenderme de la amenaza y se me ocurrió llamar a mi tío Donald que trabaja en el gobierno de los EEUU. Me dijo que no tenía ningún problema en hacerse cargo de los bidones y a los tres días llegó a mi casa un camión negro parecido a esos de UPS pero sin ninguna identificación y se llevaron toda la venenosa carga dejandome la casa limpita. Llameé al tío Donald para agradecerle el favor y preguntarle de paso qué habían hecho con los desechos químicos y me dijo que ellos tenían un servicio especial para gente como nosotros los fotógrafos y otros utilizadores de productos líquidos contaminantes que a ellos les era útil para un proyecto secreto. Eso me alarmó y con el paso de los días me fuí olvidando del asunto. Al surgir ese rumor sobre los "chemtrails" resolví volver a llamar al tío Donald y me dijo que mirará en youtube lo que habían hecho on mis bidones:
    http://www.youtube.com/watch?v=7v_1rPIBg7o&feature=related
    La verdad es que siento una culpa enorme

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué genial, Carlos Bosch! Ojalá tantísimas personas del mundo mundial tuvieran la lucidez y dignidad de declarar el manifiesto ecologista y de conciencia pura que acabas de tener tú.
    Exactamente, todos estamos en el mismo barco. La humanidad al completo está contaminando el planeta, somos los grandes depredadores, y no vale decir; "Yo denuncio y me salvo de toda culpa".
    Chapeau* Carlos*
    Por ahí vamos bien :))

    ResponderEliminar
  7. Adrià, lo de la teoría de “La Navaja de Okcham” es muy razonable. Yo suelo explicar en clases la regla de oro del póker, que se puede aplicar a la fotografía y sobre todo a la vida en general: “El que en el primer reparto de cartas tiene la mejor combinación es el que tiene más probabilidades de seguir teniéndola tras el descarte”. Sin embargo, hay que saber que el jugador novato que se queda una carta (el As) y cambia las otras cuatro-algo que no debe de hacerse nunca porque estás enseñando a todos que no tienes nada- podría tener una escalera de color tras el cambio de cartas. Algo muy difícil, pero no sería la primera vez. (Esto ya es una coletilla mía).
    Con lo de los Chemtrails pasa lo mismo. Lo más lógico es lo que dice Jordi Busqué, que además es un científico, que sólo son estelas de condensación. Pero cosas más raras hemos visto.

    Jan, viendo la posición de las estelas, tienes razón, iban a por mí.
    Un abrazo.

    Eva, tu posición es muy firme. Está bien el diálogo y la controversia.

    Carlitos Bosch, qué bueno que aparecistes. Y que buena historia. De todas maneras Eva Huarte, yo no me emocionaría tanto. ¿Tío Donald? ¿Camiones negros? ¿Proyecto secreto? ¿El enlace de Youtube que dice que es un plan para deshacerse de un 80% de la humanidad? Se nota que no conoces bien a Carlos.
    Un gran abrazo Carlitos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Paco,

    creo que la explicación más razonable entre una posición blanca (condensación) y otra negra (conspiración) es siempre la explicación intermedia: el gris.

    Creo que las estelas que dejan los aviones son producto de la condensación. Pero está claro que igual que los coches sueltan humo, los aviones también sueltan sus resíduos. Y su "humo" es mucho más contaminante que el de un coche, porque su combustible es también más contaminante.

    Vamos, que no veo conspiraciones, pero lo que está claro es que cuantos más aviones haya, más contaminación habrá y un aire menos saludable respiraremos.

    Sólo un apunte final: lo de dominar la meteorología me parece bastante de ciencia ficción. Es como pretender parar al mar: la naturaleza nos demuestra una y otra vez que, cuando quiere, vuelve a ocupar su lugar original. No digo que no sea posible crear una tormenta (la tecnología avanza una barbaridad), sólo digo que no es controlable porque una vez la creas, innumerables factores influirían en su comportamiento. Y no se puede controlar todo.

    Un saludo desde Zurich,

    Mo.

    ResponderEliminar