martes, 2 de agosto de 2011

Encuentro con uno de los personajes de Un día de mayo, Macarena Molina


Siempre es un placer encontrarse con uno de los personajes, mezcla de ficción y realidad que uno ha creado, o se ha limitado a copiar de la vida real.

Hay una razón muy clara para hacerlo. Javier Cercas lo explica a la perfección en su libro EL Móvil: Resultaba evidente que, al reflejar en su obra un modelo real, sería mucho más sencillo dotar de una carnadura verosímil y eficaz al personaje ficticio, bastaría con apoyarse en los rasgos y actitudes del individuo elegido, sorteando de este modo el riesgo de una salto mortal de la imaginación en el vacío, que sólo prometía resultados dudosos.

A diferencia de los personajes masculinos de la novela Un Día de Mayo, en que con algunos no he tenido más remedio que dar ese salto mortal en la vacío, no así con los femeninos: todos están basados en personajes reales. Aunque he cambiado algunos detalles, no los físicos, para que no fueran facilmente reconocibles.

 La aparición de Macarena Molina en la novela está descrita así : Al periodista le asombraron los ojos de la chica. ‹‹Son irreales››, pensó. Eran como los que pintan los dibujantes cuando representan a las princesas de los cuentos de Las mil y una noches: desmesuradamente grandes, almendrados, rematados por largas y espesas pestañas rizadas, y de un color en el que se mezclaban turquesas, aguamarinas y esmeraldas.
A Altés también le chocó que Macarena Molina tuviera un nombre propio del barrio sevillano de Triana y hablara catalán con un cerrado acento del más recóndito Ampurdán.

Pués fue un placer reencontrarme con la chica, que en la novela se llama Macarena, en su territorio ampurdanés. El día era gris y fresco, malo para bañarse en alguna de las maravillosas playas de la zona, paro estupendo para pasear. Me hizo de guía en la playa de Castell, salvada in extremis de la especulación urbanística.


PLAYA DE CASTELL
 LA FORADADA


Y también de los jardines de Cap Roig.




Y paseando por el pueblecito de Torrent, me dio una idea estupenda para futuros escritos. "Yo saco muchos nombres de personajes de los cementerios" me contó. He de confesar que no se me había ocurrido nunca. Entramos y, ¿a que Salvio Cateura  es un nombre magnífico?



TORRENT



Un día ,con regustos literarios, estupendo.

8 comentarios:

  1. Una entrada muy literaria. Descriptiva y didáctica como debe de ser.
    Por cierto, hoy mi entrada tiene el denominador común con tu entrada del pasado 18 de mayo. Ayer lunes se me durmió para siempre mi gatita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No sólo su nombre da para una novela, Paco! También la manera cómo murió: "vilmente asesinado"! Qué terrible y fascinante historia debe esconderse detrás de esa lápida? Probablemente nunca lo sabremos... a no ser que empieces a tirar del hilo para hilvanar una nueva novela, claro 8-)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Querido Paco, solo un pequeño apunte : Macarena, "no es nombre de Triana".
    Como bien sabes, Sevilla está dividida en dos por el rio Betis, en árabe Guadalquivir y, remontando el rio desde el océano, Triana está a la izquierda y Sevilla a la derecha ...
    Macarena, en todo caso, es un nombre sevillano, no trianero
    De hecho Macarena, (la virgen), está en Sevilla.
    Y en Triana está la otra "señora" de la ciudad : Esperanza.
    Si la dualidad existe es en Sevilla donde reside.
    Un abrazo.
    Salud y miopía.
    http://elfrancotiradormiope.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Que magnífico post, texto y fotos, sin desperdicio, y envidia de estar en ese maravilloso Alt Empordà, que por cierto, unas de las cosas que quisiera comentarte respecto a tu novela "Un día de mayo", Paco, es que castellanizas muchos nombres propios, com "Ampurdán". Y otra es el comentario que ya hace Antonio Suárez sobre el nombre de Macarena. La descripción de sus ojos, en tu libro, me pareció una maravilla, imaginé esos ojos de "Las mil y una noches", he de decir que eres especialista en la descripción física de personas y de paisajes... no puedes negar que eres un buen fotógrafo, ahí le das bien :))
    Y una maravilla estas fotografías, justo la próxima semana estoy invitada, ahora tengo aún más ganas de estar en ese precioso paisaje.

    Jan Puerta, que pena tu gatita, lo siento de verdad.

    Ah, lo de tomar nombres de tumbas es muy típico en literatura, curiosamente -por poner un ejemplo actual- todos los personajes de Harry Potter son tomados de cementerios europeos...

    Un magnífico post literario y fotográfico, hoy he disfrutado, da para tanto... Gracias Paco!

    ResponderEliminar
  5. Que suerte tienes, podrías haberte topado con cualquier otro personaje literario, como pj Ignatius Reilly de la conjura de los necios, peo te encuentras con Macarena, la descripción de sus ojos es increíble, la excepción a la regla de que una imágen vale más que 1000 palabras, regla que no se rompe viendo las fotos de esa playa.......que envidia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Puestos a rectificar, decirle a Eva que niguna de las fotos del reportaje son del Alt Empordà sino del Baix E.
    Salu2

    ResponderEliminar
  7. Cierto Víctor, error mío, la costumbre por el tiempo que he vivido en Alt, y ahora voy al Baix E, donde corresponde Palafrugell, las preciosas fotos... Gracias!

    ResponderEliminar
  8. Hola Jan,
    Siento mucho lo de tu gata Minina. Llegan a ser como de la familia.
    Una forta abraçada

    No me tientes Maria Rosa, porque ya me intrigó un montón la historia. Y el nombre perfecto.
    Un beso grande.

    Si, Antonio. Tienes razón. Y mira que no será porque no haya estado veces en Sevilla y precisamente en el hotel Macarena. Cuando haga la siguiente corrección lo dejaré en sevillano.

    Bueno Eva, ya lo hablaremos con calma. Hay editoriales que tienen normas de estilo muy rígidas tanto en este extremo como en el otro. Me alegro que hayas disfrutado con el post.
    Un beso y hasta muy pronto.

    Quizás por el hecho se ser fotógrafo intento afinar mucho cuando escribo para describir algo importante que no puedo fotografiar. Y si Guille, te aseguro que es mucho mejor encontrarse con el persoanaje literario de Macarena que con el protagonista de la Conjura de los Necios.

    ResponderEliminar