miércoles, 25 de mayo de 2011

La Asturias de hoy. El centro Niemeyer.





La verdad es que hacía tiempo que no estaba en Avilés. Mis recuerdos eran el de una ciudad en pié de guerra por la reconversión industrial, en la que el orbayo, que es como llaman a la llovizna los asturianos, se mezclaba con el hollín de las industrias que ennegrecían la población junto a la ría, del mismo color gris sucio del entorno.

Mi sorpresa fue mayúscula. Aunque el orbayo seguía presente, la ciudad aparecía limpia como una patena con un bonito y amable centro peatonal empedrado, repleto de soportales bajo los que pasear a pesar del mal tiempo. Y sin lugar a dudas, el símbolo de la reconversión de Avilés es el centro Niemeyer, un regalo del genial arquitecto brasileño de 104 años que hizo como agradecimiento al recibir el premio Príncipe de Asturias de las Artes. Aclarar que el regalo fue el proyecto, luego la ciudad empleó 40 millones de euros en construirlo, pero que ya es un símbolo internacional de la Asturias de hoy.


El centro Niemeyer lleva el sello inconfundible de su autor que siempre ha remarcado que le atrae la curva, que considera libre y sensual. El centro consta de la torre y un auditorio con una característica muy particular. Tiene un aforo para un millar de personas en la sala cubierta, pero el escenario puede encararse, tras abrir unas grandes puertas, a la plaza, y en este exterior pueden concentrarse hasta 10.000 personas como las que asistieron a la actuación de Woody Allen y su banda de jazz. Uno de sus lados se asemeja a un huevo duro cortado por la mitad, con la yema amarilla contrastando con el blanco de la clara.

Leer el resto del artículo ...

10 comentarios:

  1. Ciertamente Paco, el blanco impoluto del Niemeyer, hacía un contraste espectacular bajo el cielo plomizo-negro que se cernía sobre Aviles esa noche, también la iluminación del casco y la ria, prestaban bastante, buen trabajo...

    ResponderEliminar
  2. Como asturiana que soy creo que no puedo irme sin antes felicitar a Paco por su magnífico trabajo y, para que todo sea aun más perfecto, aprovechar para apuntar que en asturiano 'orbayo' o 'orbayu' lo escribimos con b y con i griega.
    Gracias,

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias Ana.¡Corregido!

    ResponderEliminar
  4. Un edificio espectacular y original que invita a verlo por fuera, porque lo que es ver las exposiciones, no ayuda mucho que cobren entre 5€ y 7€ por ver la exposición de Carlos Saura, que se exhibió gratis en Gijón a principios de año.
    Así van a fomentar la cultura muy bien.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo25/5/11

    Para Machbel: Dificilmente alguien pudo ver esa exposición en Gijón y gratis, simplemente porque esa exposición es una producción del Centro Niemeyer y se estrenó lógicamente en la cúpula del centro avilesino.

    ResponderEliminar
  6. It’s always a pleasure
    to see such a Wonderful Work
    good creations
    skizo

    ResponderEliminar
  7. ¡Cuidado con el colesterol, Hugo!

    Gracias Antonio. Es un sitio muy especial.

    Machbel, creo que ya te han contestado. La expo, inédita, de ha presentado por primera vez en el Niemeyer.

    Brand New Studio. It's really a great project designed by a genius.

    ResponderEliminar
  8. Un lujo poder conocer todos éstos lugares a través de tu mirada.
    Me han encantado sobre todo la nº 2,7,9 y 10 qué colores!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Coty Puyal26/5/11

    Muchas gracias Paco! Y Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  10. Bueno, todos tenemos nuestras preferencia Vitesse.

    Gracias a ti, Coty.

    ResponderEliminar