martes, 16 de agosto de 2011

Escenarios de pinturas de batallas. Trafalgar.

CÁDIZ

  
Ha sido el último gran reportaje que he hecho a la antigua usanza. Es decir: financiado por un medio de comunicación, en este caso por el dominical de el Periódico de Cataluña, que corrió con todos los gastos de este periplo atravesando España de sur a norte durante un par de semanas. De eso hace cinco años exactos. Y por primera vez publico la serie entera en estas páginas.

 La inspiración me vino tras leer la novela de Arturo Pérez Reverte, El pintor de batallas. Me pasé un mes consultando libros de historia de España y planificando una ruta siguiendo las pistas que me daban óleos, aguafuertes y grabados. La propuesta era fotografiar el escenario desde un punto de vista lo más similar al del cuadro.

Pronto tuve que descartar muchas pinturas importantes porque eran simbólicas y no reales, el parecido del escenario con la realidad era pura coincidencia. Sólo utilicé una de Numancia, al fin y al cabo las ruinas de la Numancia actual son meras reproducciones.Durante un par de semanas me desplacé  desde Cádiz hasta Bilbao.



Fotografié los escenarios de nueve batallas y ocupé páginas y páginas.
La foto inicial es de Cádiz cuando estaba buscando el escenario de mi primera pintura de batalla.


 TRAFALGAR

LA DEFENSA DE CÁDIZ. ZURBARÁN 1634


Cádiz es el punto de inicio de este viaje que me llevará a atravesar España, de sur a norte, buscando los escenarios reales de batallas pintadas por artistas.


El comienzo no es muy halagüeño. Muestro al director del Museo de Cádiz una reproducción de La defensa de Cádiz pintada por Zurbarán en 1634 y que está en el Museo del Prado. Se ve claramente que Zurbarán nunca estuvo aquí. La bahía de Cádiz aparece rodeada de montañas y está representada desde un punto de vista muy elevado, cuando la mayor altura que tenemos es sólo de 14 metros- explica Antonio Álvarez. Y es entonces cuando sugiere que utilice la litografía Salen de Cádiz que fue la portada del catálogo del museo para su exposición, en octubre de 2005, Cádiz y Trafalgar. La ciudad ilustrada de 1805. Un pronunciado espigón protege el puerto deportivo y me proporciona un punto de vista muy similar al del pintor. El sol acaba de despuntar tras el horizonte y el mar es un espejo azulado, sólo roto por las zambullidas en picado de los charrancitos en busca de peces. Las siluetas de la catedral, ayuntamiento y demás edificios antiguos, que aparecen en la pintura, y todavía se mantienen en pie, ya no son visibles desde el espigón. Una muralla de bloques de pisos y oficinas las oculta.




CÁDIZ

El desenlace de la batalla es bien conocido. El 21 de octubre de 1805, la flota hispano francesa, comandada por Villeneuve y dispuesta en forma de media luna, fue seccionada como un queso por la formación británica al mando del almirante Nelson. Al atardecer del mismo día la suerte estaba echada; los centenares de cadáveres flotando y los restos de navíos hundidos daban fe de la magnitud de la derrota de españoles y franceses.

5 comentarios:

  1. Hubo un tiempo que cuando sonaba el teléfono uno ya empezaba a preparar las maletas.
    Coméntanos un poco el equipo usado...
    Un

    ResponderEliminar
  2. Y de pronto no sé si estoy en marzo de 2009 o en agosto de 2011, pero este trabajo me parece magnífico y necesario, una forma de saber cómo los pintores de la corte -y fuera de ella- actuában por encargo sometidos y condicionados por la necesidad del momento, de lo contrario no podrían comer o se les arruinaba la carrera, y en temas religiosos, acabarían en la hoguera.

    Esto es lo que llamo seguir la "línea de artificio", lo mismo que ocurre ahora con las fotografías de prensa manipuladas mostrando una línea artificial.
    No sólo desenmascaras la manipulación de las fotografías actuales sino la de los antiguos retratistas, costumbristas, etc, que fueron algunos antiguos pintores sometidos al poder.

    Bravo Paco, me encanta este trabajo, que por lo visto no interesa a la prensa oficial porque, como comentamos a veces, no interesa la verdad, la realidad. Y es un lujo que nos lo des a conocer a través de tu blog. Estaré atenta.
    Salud!

    ResponderEliminar
  3. Fué una buena etapa la de los reportajes sufragados, preparar ruta .... :-) y volver a hacer un par de ellos al año siempre seria un placer....

    ResponderEliminar
  4. - Impresionantes los llamados 'Pilones de Cádiz', merece la pena echarles un vistazo en la wiki a estas torres eléctricas por su singularidad, por cierto esta es la Torre Puntalillo.

    Date un paseo por aquí si te apetece, las fotografié hace un año y pico. Saludos.

    http://fotoamperio.blogspot.com/2010/05/pilones-de-cadiz.html

    ResponderEliminar
  5. Jan y Màrius. Me temo que eso ya pertenece al pasado.Está claro que hemos de pensar en nuevas estrategias.
    En cuanto al equipo, Jan, es de mis últimos reportajes en analógico. Todas las pinturas que había visto, y que luego pude comprobar sobre el terreno, correspondían a la visión normal.Utilicé dos Nikons analógicas con un 50 mm f 1:8 fijo y un zoom 28-105 mm. Un trípode Gitzo y nmuchos rollos de Velvia 50 ASA.

    Gracias por la información desde tu tierra Jaime.
    Saludos

    ResponderEliminar