miércoles, 18 de marzo de 2009

DEMOTIX. ¿UNA AGENCIA PARA FOTÓGRAFOS AFICIONADOS?

GUERRA DE LAS MALVINAS 1982. FOTO GAMMA / FALKLAND WAR 1982


Se ha armado un cierto revuelo en el mundo profesional debido a la publicación, en un conocido blog sobre fotografía,de un post titulado Fotografía de prensa… ¿low-cost? El artículo trata de la creación de una agencia, Demotix, de la que dice se define como una agencia global de noticias, como Reuters pero hecha por amateurs con historias para contar. Entro en la web de Demotix y la definición que encuentro es la de una web de periodismo-ciudadano que se nutre de fotografías de profesionales freelance y de aficionados, y las comercializa entre los medios tradicionales. ¿Es algo terriblemente novedoso? Abro mi artículo con una imagen de la Guerra de las Malvinas de muy mala calidad, tomada por un fotógrafo aficionado argentino, el teniente de navío Sgut con una Kodak Instamatic; la foto, que muestra el hundimiento del acorazado General Belgrano en abril de 1982, fue comprada sobre el terreno por la agencia Gamma y vendida, por un precio astronómico, a Paris Match que publicó una portada y una doble página.


Más ejemplos de fotos de aficionados que dieron la vuelta al mundo:


Otro fotógrafo aficionado, John Gilpin, fotografió un DC-8 despegando del aeropuerto de Sidney en 1971. Lo que no vio, hasta recoger sus fotos del laboratorio, es que también había captado la imagen de como un polizón de 14 años moría al caer desde la cavidad del tren de aterrizaje.


SIDNEY 1971

Y en este otro ejemplo ni tan siquiera se necesitó un aficionado. La cámara de seguridad de un banco fotografió a la persona más buscada de América, la heredera Patty Hearst, secuestrada por el Ejército Simbiótico de Liberación, que se había unido a sus secuestradores y atracaba el banco, fusil de asalto en mano, en abril de 1974.


PATTY HEARST 1974

Este tipo de fotos se seguirá comercializando. El blog al que me he referido al comienzo sigue :Bajo mi punto de vista, lo que subyace son las tremendas ganas que los medios de comunicación tienen de llenar tiempo de emisión, páginas o bytes sin gastarse un solo euro. Nada más. Bien, en eso estamos básicamente de acuerdo. Aunque Demotix anuncia que repartirá el 50% de las ventas con los fotógrafos, y que el precio de venta de las imágenes oscilará entre 50 y 3.000 dólares. Y para las exclusivas todo lo que puedan conseguir, y avisa que algunas pueden alcanzar hasta 100.000 dólares. Parece que los medios no van a conseguir su propósito de llenar páginas y páginas sin gastarse ni un euro publicando fotos de Demotix.
Lo que si es cierto es que la fotografía está cambiando y mucho. Ya he escrito varios artículos sobre este tema: El principio del fin de una era , ¿El fin de la foto noticia? ,y también otro publicado en la PhotoRevista titulado ¿Qué ha sido de la fotografía? Nos bombardean con un aluvión de imágenes. Pepe Baeza escribe en la página 54 de su libro Por una función crítica de la fotografía de prensa:El exceso de imágenes banales perjudica mucho más a la comunicación visual que su ausencia, así como sobre informar es una de las mejores maneras de desinformar.



KABUL 1979. FRANÇOIS LOCHON. GAMMA


El 27 de diciembre de 1979 las tropas soviéticas invaden Afganistán. En plenas fiestas navideñas, el fotógrafo de la agencia Gamma François Lochon toma el vuelo París-Kabul. En la capital afghana realiza un recorrido de dos horas en taxi tomando fotos y regresa. Es el primero y sus fotos se publican en portada de todas las revistas del mundo. ¿Podría algún fotógrafo profesional hacer lo mismo hoy en día? ¡No! Todo el mundo tiene cámaras o teléfonos móviles. Antes de que hubiera entrado en el avión para volar hacia Kabul, las fotos del acontecimiento estarían ya en las redacciones de todas las revistas enviadas por Internet por los allí presentes.



TSUNAMI 2004


Esto es lo que pasó en el caso del Tsunami: todas las fotos, en el momento en que ocurrió, fueron hechas por turistas.
Michel Guerrin, uno de los más importantes periodistas especializados en fotografía y autor del libro Profession Photoreporter, escribió recientemente en Le Monde un articulado titulado Nous sommes touts de grandes photographes (Todos somos grandes fotógrafos).
Definitivamente todos los fotógrafos, y entre ellos los profesionales, entramos en una nueva era y, como en la canción de Bob Dylan o empezamos a nadar o nos hundiremos como una piedra.


5 comentarios:

  1. No, si nadar ya nadamos. El problema es que las orillas son cada vez mas exiguas. Y da la impresión de que van a desaparecer engullidas bajo las aguas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. jordi18/3/09

    Jo crec que ara més que mai el professional s'ha d'auto exigir màxima calitat i per tant, hauràn d'abandonar la fotografia tots aquells que no saben donar aquesta calitat especial, que fa què un quan contempla una bona foto, la pot veure una i un altre vegada sense cansar-se. Desprès, habitualment, hi ha la desgràcia que aquesta calitat mai és ben pagada i segons quin sigui el tema que tracti, polític per ex, trigui molt en arribar al gran públic.

    ResponderEliminar
  3. A ver cómo digo lo que quiero decir...

    Yo creo que el valor de una fotografía es ella en sí misma. Es valiosa si sirve a su propósito, ya sea éste captar un momento histórico o una instantánea insólita o la recreación de un paisaje de composición elaborada o transmitir una sensación 'artística' a base de luces... Su valor, mayor o menor, no debe estar en quién la hace.
    Creo... Pero los profesionales siempre llevarán ventaja. Está claro.

    ResponderEliminar
  4. Oscar y Jordi, si hay que resistir esperando que bajen las aguas y haciendo una apuesta por la calidad y la diferenciación.
    Y Rocío, de acuerdo contigo. En principio los profesionales salimos con una cierta ventaja: experiencia, práctica, equipos...pero es totalmente cierto que las fotografías valen por ellas mismas, sin tener en cuenta quién las hace.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Anónimo26/6/09

    La idea de pensar que una buena fotografia es la que se obtiene unicamente estando en el momento de los hechos suena un tanto romantica. El hecho es de que me he encontrado con un brote de agencias (demotix, maya comunicacion, quadratin, etc) que ofrecen trabajo a fotografos sin importar si cuentan con la minima idea, equipo o tecnica de un fotoperiodista. Como que se han dado cuenta que los editores de medios de comunicacion, la mayoria de las ocaciones no siempre se exijen calidad en las fotografias que ellos mismos publican.

    ResponderEliminar