viernes, 21 de diciembre de 2012

Ataque relámpago de un cocodrilo a un bañista



Después del video del ataque del águila al niño uno duda de lo que ve en Youtube, aunque está vez parece que fue real. La filmación hecha en el Litchfield National Park en las cercanías de Darwin, Australia, muestra el ataque relámpago de un cocodrilo de buen tamaño que salta sobre Felix Andersson desde una roca.

 A juzgar por las risas no pasó nada aunque Andersson declaró que el reptil impactó sobre su espalda. Ulrik Bergsland fue el reponsable de la filmación. 

Al final todo quedó en un susto que habría podido acabar mucho peor.

10 comentarios:

  1. Paco, no es el ataque de un cocodrilo. Es el tremendo susto que se llevo el animal que salio por donde le pareció más seguro ante la presencia de un tipo cámara en la mano o en el casco -¿te suena?-
    Ademas, uno de ese tamaño no suele atacar a las personas. Y cuando lo hace, no suele fallar estrepitosamente.
    La filmación en este caso, no está manipulada, pero la explicación de quien la hizo correr, creo que si.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la aclaración, Jan. Me quedo con lo del tremendo susto.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Je, je, yo me bañé en esta poza (maravillosa, por cierto) en el Parque Nacional de Litchfield, en el norte australiano. Precisamente la administración del parque deja bañarse ahí porque no hay los peligrosísimos Cocodrilos de Estuario, capaces de devorar a una persona en un santiamen. El cocodrilo de la filmación (que creo auténtica, también) es un Freshwater Crocodile, otra especie más pequeña y relativamente poco peligrosa para el hombre que se distingue por sus mandíbulas más estrechas. Aunque el susto que yo me habría dado si me saltara uno encima sería de órdago.

    Los agresivos cocodrilos de estuario o Saltwater Crocodile, de ámplias y poderosas mandíbulas, matan cada año a algún turista o lugareño. ¡Nadie en su sano juicio se acercaría a uno de ellos nadando dentro del agua con una GoPro en la mano! Claro que hay gente para todo, y más en Australia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la información de primerísima mano, Oriol.Y sí, la poza parece maravillosa.

      Eliminar
  3. Mas bien seria ataque de un turista a un pobre cocodrilo.
    En el libro de Peter Beard se puede ver el triste final de estos grandes animales en Africa.
    http://www.amazon.com/Eyelids-Morning-A-Graham/dp/0877015392

    ResponderEliminar
  4. yo mejor me callo ;-)

    ResponderEliminar
  5. Mejor te lo cuento por otra vía :-)

    ResponderEliminar
  6. El tío que nadaba ¿era Cocodrilo Dundee?

    ResponderEliminar