miércoles, 4 de abril de 2012

La fotógrafa Consuelo Bautista y la comida que duró seis horas. La compra.



¿Puedes venir a comer a casa el próximo miércoles? -me dijo Consuelo Bautista cuando respondí al teléfono. Consuelo es una amiga colombiana afincada en Barcelona desde hace mucho tiempo y una de nuestras mejores fotógrafas. Colabora con el País y realiza muchos proyectos personales, algunos tan fantásticos como “Los Invisibles”. También fue una de las creadoras e impulsoras de la Fotobcn, una iniciativa que fue decisiva para impulsar las fotografía documental en Barcelona.

La verdad es que la invitación estaba pendiente desde hacía más de un año. “Tiene que ser un día que no tengas prisa y podamos ir juntos al mercado, elegir la comida y cocinar sin prisas”.El plan era de lo más sugerente, pero era difícil coordinar nuestras agendas hasta el pasado miércoles.

Llegué a la una y fuimos al mercado de Gracia, muy cerca de su casa. Lo primero que hicimos fue ir a la pescadería a la a siempre. Es todo fresquísimo y la dueña que la conoce desde hace tiempo la trata como una reina. Me llamó la atención lo bien que compra Consuelo, eligiendo productos fresquísimos, pero muy bien de precio. Decidió hacer fideuá, tras preguntarme si me apetecía, y varios entrantes. Compró morralla de gambas, dos cananas (calamar mediterráneo), unos mejillones, y para el caldo un cangrejo pequeño. Además la cabeza de un rape enorme y las espinas, que junto al hígado, le regaló la pescadera.

Luego fuimos a una tienda de verduras ecológicas y para el caldo compró una chirivía, “indispensable”-me dijo, zanahorias, cebollas tiernas y apio. Luego rúcula para la ensalada. Allí tuvimos una agradable sorpresa, nos encontramos con la fotógrafa del Periódico Eli Pons que también vive en Gracia y a veces compra también allí. Acompañamos a Consuelo a una tienda de productos italianos cercano en donde compró queso Burratta para la ensalada. Después a una tienda de pan artesanal en donde compró la mitad de un pan de corianto y otras semillas, buenísimo. Eli se quedó la otra mitad. Consuelo también compró olivas. “Para el aperitivo” me dijo. Eran la una y media y el día precioso y soleado. Decidimos tomarnos unas cañas y unas olivas en la plaza del Sol, en una terracita al aire libre. Estuvimos hablando más de una hora. ¿Y de qué hablan tres fotógrafos? De fotografía, claro. De colegas, del estado de la profesión, de la prensa…Cuando finalizamos eran casi las tres. Nos despedimos de Eli, y Consuelo y yo nos fuimos a su casa para empezar la comida. No lo sabía pero aún nos quedarían unas cuatro horas más.

Mañana os explico como fueron los entrantes.

6 comentarios:

  1. hola pinta muy bien ,una fideuà ,con pescado fresco verduritas ecológicas y pan del bueno,que bonita es la amistad ,a ver cuando hacemos una sesión así en facebook uff. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo malo de las redes sociales. Una sesión así no se puede hacer.

      Eliminar
  2. Consuelo Bautista4/4/12

    Vaya Paco!
    La crónica de la comida será tan extensa como lo fue la experiencia. Que bien lo pasmos, eso si).
    La seguiré gustosa, nuca mejor dicho!!!
    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves que es muy extensa Consuelo.Y, síi, nos lo pasamos muy bien.
      Un fuerte abrazo y mañana continúa la historia.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Elisenda Pons5/4/12

    Muchas gracias Paco!Para mi también fué una agradable sorpresa compartir la compra y el aperitivo soleado con vosotros, todo amenizado con una buena conversación y una dosis de fotografía...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar