viernes, 24 de febrero de 2012

La represión policial en Valencia y los fantasmas del pasado


Las imágenes de la reciente represión policial de Valencia me ha traido recuerdos de algo que creía definitivamente aparcado. En mi libro recientemente publicado por Lunwerg "La Transición Española. Imágenes de la sociedad en los tiempos del cambio" hay una doble página con las fotos que tomé en 1971. Por aquella época era un estudiante de Ciencias Económicas y pude fotografiar la represión policial contra los estudiantes al prohibir el Gobernador Civil la actuación del cantante Pete Seeger en el campus de la Diagonal de Barcelona. Creo que son las primeras fotos que se tomaron en nuestro país de policías golpeando con sus porras. Después en 1976, ya muerto Franco, Manel Armengol consiguió sus imágenes icónicas.

Acabé de escribir la introducción del libro antes del verano y la situación se iba deteriorando cada vez más. Por eso finalizaba mi texto así: Hasta hace muy pocos años veía a esta colección fotográfica con optimismo hacia el futuro y con un sentimiento de agradecimiento hacía todos esos héroes anónimos. Pero hoy en día, en el momento de publicar estas fotos, dicho sentimiento se ha transformado en agridulce porque las circunstancias actuales hacen que peligren gravemente muchos de los logros sociales conseguidos durante aquellos años. Las imágenes se ven muy lejanas en el tiempo, pero muchos de los recuerdos que nos traen de aquellos años convulsos como la dureza del trabajo, el dolor, la angustia del paro o la represión, no lo están tanto.

Cuando estaba finalizando este post, leo la noticia de que en Cataluña Felip Puig reorganizará los antidisturbios tras los errores frente al 15 M. Interior se dotará de más agentes y sopesa comprar cañones de agua y gases. Una misión de los Mossos viaja a Alemania en busca de consejo, tácticas y material. Y dice la noticia :En España, los cañones de agua fueron muy utilizados por la policía franquista contra los manifestantes democráticos en los últimos años de la dictadura. Pero, según fuentes policiales, a finales de los años 70 quedaron en desuso, fundamentalmente por una cuestión de imagen: se habían convertido en una suerte de icono de la represión.



Igual que aquél día en la Diagonal de Barcelona. Los fantasmas del pasado han vuelto.

20 comentarios:

  1. Paco. Estava eperant un article teu com aquest, felicitats. Les teves fotos, entre d'altres, son documents imprescindibles, per als de la meva generació, per a poder posar en context el que està passant en els nostres carrers (soc de València). El teu llibre sobre la transició m'ha vingut moltes vegades a la ment aquests dies.

    Gràcies i enhorabona.

    ResponderEliminar
  2. Home Paco ya estas vivint de Nou la REALITAT DE LA España la pixo vista aquesta no es la policía promesa que posaria als estafados criminals a la Preso si no que aquesta entenen que ells tambe es manifiestan están contra el poblé que els manté malament anem , Mentre ens entretenen en Bufara des, cuan surten de las Furgonetas sembles Malats de la Ment

    ResponderEliminar
  3. Los cañones de agua tienen mala fama en la actualidad porque se han dado casos de lesiones oculares irreversibles producidas por la presión del chorro.
    No se que prefiero un porrazo o que me empapen con agua helada en pleno febrero.

    ResponderEliminar
  4. Por desgracia, los fantasmas nunca se fueron, el poder dictatorial siempre ha sido el mismo, el clero, militares, el rey investido bajo promesa de "fidelidad" al dictador... Y los banqueros, no hace falta decirlo, quienes compran y venden la vida de las personas como si fueran mercancía de su propiedad. Como compraron al partido socialista poniéndolo en el poder (1982) para hacer ver al pueblo que era el que decidía y "mandaría" en adelante, disfrazando así la dictadura en democracia, haciendo ver que se vivían años de esplendor y la riqueza artificial, que siempre he criticado tanto.
    La mayoría social cayó en las trampas, y una vez celebrados todos los fastos y falsa democracia y riqueza, cuando ya no quedan más vidas por "comprar", sale a la luz la verdad de esa gran mentira moral y realidad dictatorial.
    La sociedad está dolida por todas partes, va despertando del terrible engaño y cada cuál reacciona como puede intentando hacer algo para demostrar que no estamos dispuestos a continuar viviendo engañados sometidos y haciendo de víctimas y cómplices.

    Se ha usado y se está usando una política de provocación; desahucios, pérdidas de puestos de trabajo, recortes presupuestarios en educación y sanidad, que son las bases de toda sociedad civilizada y sociedad realmente democrática. Sabiendo que así nos mantienen crispados e indignados y salimos a la calle, teniendo excusa para usar las armas y la necesidad de seguir invirtiendo el dinero "en armas de defensa", contra el mismo pueblo y sociedad. Contra nosotros que los mantenemos a ellos. Así que el sistema está acabado.

    Sabemos que la democracia murió en Grecia donde nació, donde se construyeron los pilares de nuestra cultura occidental, y donde ahora se están gestando los primeros movimientos de ésta revolución de la humanidad que nos lleva al final de ésta falsa democracia y amoralidad. Habrá víctimas, las hay, siempre las hay, pero éramos igualmente víctimas de una gran mentira y un sistema que ya no daba para más, basado sólo en el interés y avaricia material sin importar la vida de las personas. Y a eso se le llama mafia, no democracia.

    Son tiempos difíciles, una guerra fría disfrazada de democracia, pero creo que es un gran cambio para la humanidad. Siempre se ha dicho que las guerras no las gana nadie, terminan por algún fenómeno natural, y la vida sigue, la vida siempre gana. Lo más doloroso es que nuestros/as hijos/as estén sufriendo el mismo mal que sufrimos nosotros, es como una burla a tanta lucha y sufrimiento y a tantas víctimas...

    Y perdón por mi largo comentario, no lo puedo evitar
    Gracias Paco*

    ResponderEliminar
  5. Yo no creo haber sido nunca victima de una gran mentira supongo que tendra que ver con el sueldo por lo que en estado de semi guerra economica siempre he vivido y con ir leyendo los periodicos los articulos de opinion siempre hay alguien que va alertando no me he creido nunca nada de las maravillas solo se las pueden creer a los que las cosas le van francamente bien y creo que eso no ha cambiado tanto bonitos coches el futbol hace millonarios y concido con eva los fantasmas del pasado siempre han estado ahi los urbanos tienn sus antidisturbios los mossos mas pertrechados y las enseñanzas son las mismas no estudiaba el ejercito israeli las enseñanzas de jurguen stroop entonces hay que ser muy candido para pensar que todo estaba muy bien hasta que de repente golpea a la puerta si los fantasmas del pasado no terminan por irse aqui en españa europa imaginarse lo que le espera a egipto a libia? y es como infantil el pensar que el sufrimiento es un antidoto para las generaciones venideras y en grecia donde nacio la democracia habria que irse a aquella epoca para verla en directo que chistas y la espada o la lanza de lado a lado y como fotografo realmente mientras no estes en la indigencia va bien eso de fotografiar y repito cuando tienes un sueldo de mierda y que dure todo esto lo ves sencillamente ya que cuando algunos vivian esa mentira tu seguias igual y ojo que no me quejo es una buena disciplina.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo24/2/12

    canons d'aigua...versus policia a cavall i porras llargues que amb la inèrcia que portava el poli a cavall l'impacte...feia més...molt mal..calen testimonis. Lluís

    ResponderEliminar
  7. Todo esto está pasando porque en toda España están gobernando los herederos fascistas del "glorioso pasado español". Y en cuanto a la idea del govern de la Generalitat de volver a instaurar los cañones de agua para disolver a las masas no lo había oído hasta ahora, pero me parecería de una canallada criminal y antidemocrática sin igual. Menudos demócratas sinvergüenzas estos de CiU. ¿Y a este sistema que nos han impuesto se le llama democracia? Creo que llevan muchos años engañándonos y nosotros tragando.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Lamentablement en un país on, entre altres coses, els xoriços poden fer la seva, o perquè la llei ho permet, o perquè la democràcia que tenim sembla que no afecta a tots, etc.. i unes quantes raons més, jo crec que en l'actual moment que vivim de greu crisis, qualsevol fet com el de València, fa despuntar un fons que no funciona. Caldria revisar unes quantes coses que segurament no agradaria a més d'un.

    ResponderEliminar
  9. Si, la policía sigue siendo la misma que con el enano sanguinario de Franco, misma impunidad, mismos modales y misma falta de racionalidad, jamas he entendido como se puede llevar el pan a casa ganado de esta manera. Que esa mierda con su propio pan se la coman.

    ResponderEliminar
  10. ESta mañana he oído en la radio que la situación económica o el nivel de vida de nuestro país ha retrocedido 7 años. Pero si atendemos a la actuación de la policía, el retroceso debe ser mucho mayor, de más de 30 años.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Hola Paco:

    Sensacional tu artículo sobre todo por la contemporaneización de dos hechos acontecidos con 40 años de diferencia y en situaciones políticas muy distintas. Lo que demuestra es que el progreso social, tecnológico y político no transforma las conductas represivas de ciertos elementos.

    Por cierto hablando con Jose María Alguersuari de tu excelente y titánico trabajo en tu blog coincidimos en que es algo que no se pagaría por menos de 5000 euros al mes. Ya sabes como es el maestro Alguersuari...... pero que lo haces vale una fortuna es innegable. Gracias

    ResponderEliminar
  12. El año pasado asistí a las manifestaciones realizadas en Valparaíso cuyo lema era “No al lucro” en referencia a las altas tasas que tienen que pagar la mayoría de los que quieren acceder a estudios universitarios.
    Como fotógrafo, pude comprobar esa extraña relación que existe entre la policía, los manifestantes y aquellos que aprovechando tal confrontación intentan salir ganando con actos vandálicos o de saqueo que nada tienen que ver con la propia manifestación.
    Aquí en Chile, los carros lanza aguas atienden al nombre de Guanacos, y los que hacen lo propio con el gas lacrimógeno, son llamados zorrillos.
    También hay un hibrido entre ambos que mezcla el agua con algún producto químico parecido al gas lacrimógeno. Al ser lanzada en las estrechas calles, la corriente de aire mantiene en suspensión la parte activa del gas y este causa verdaderos estragos entre la población.
    He recibido más de un chorro de agua buscando alguna imagen donde todo sucede. En ocasiones, si no fuese por el color de los uniformes, no sabría precisar si estoy en la Barcelona de hace treinta y tantos años o en pleno siglo XXI. El proceso, las técnicas y los resultados son siempre los mismos. Justos por pecadores.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. En Euskalherria siempre hemos sabido de esto, todavía hoy en día se disuelven manifestaciones de tipo político. Estoy con Eva que dice que los fantasmas nunca se fueron. Hace 4 días que se murió el asesino de Fraga y desde aquí mucha gente cree que no se ha realizado una transición, todo a sido un pacto de los poderes fácticos para poner a un rey franquista en el poder. Además que es la policia sino los perros del poder que no sirven más que a una clase privilegiada. Es normal que tengan ese descrédito.

    en fin, que ayer, hoy y mañana aquí y en china Policía... (acabar la rima como mejor os salga).

    Salud para todos.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo24/2/12

    No falla: nuestra memoria colectiva depende de la memoria organizada de los mejores fotoperiodistas. Comprometidos, claro. Un abrazo, querido Paco.
    Manuel López
    www.periodistas-es.org

    ResponderEliminar
  15. Si ya lo digo yo, que nos debería de invadir el Kim Jong Un. Seguro que así se acabarían las protestas porque ya no habría poderes facticos...

    ResponderEliminar
  16. Gràcies Bru. A mi també en tornen continuament les imatges del meu llibre de la Transició.

    Ho resumeixes molt bé Valenti: “aquesta no es la policía promesa que posaria als estafados criminals a la Preso si no que aquesta entenen que ells tambe es manifiestan están contra el poblé”.
    Però ja saps que la policia obeeix ordres dels d’adalt.

    Si Rojo, puestos a elegir uno no sabe cual de las dos es peor. Según la noticia pronto tendremos otra opción: Gases lacrimógenos.

    Me quedó con dos frases Eva: “Los fantasmas nunca se fueron” y “Son tiempos difíciles”.
    Y gracias por tus siempre interesantes aportaciones.

    Interesante tu reflexión Hugo. Al final todos nos damos cuenta de que “Los fantasmas del pasado siempre han estado ahí” y que nuestras policías se van petrechando mejor, no para actuar contra masas ni corruptos sino contra sus propios ciudadanos.

    Ho he fotografiat, però per sort no ho he pogut sentir a la meva pell, Lluis.

    Vienen tiempos duros Manel.

    I tant Josep Lluis. Caldria revisar unes quantes coses.

    Seguro que hay de todo, también entre la policía, Trankilo. Y con más de cinco millones de parados seguro que muchos de nuestros policías no lo han hecho de una manera vocacional.

    A veces pienso que sería mejor no oir las noticias, Alfredo.

    Gracias Antoni. Respecto a lo de Alguer…tú y él sois muy generosos. Ojalá tuvierais una empresa de contratación de blogueros.
    Un fuerte abrazo.

    No me extraña tu confusió, Jan. Al final se acaban pareciendo: mismos perros con distintos collares.
    Un abrazo

    Ya vamos siendo varios los que recurrís a la misma frase, Joseba:”Los fantasmas nunca se fueron”. Y seguramente tenéis razón.
    Salud.

    Los fotoperiodistas tenemos una misión importante. Conservar la memoria colectiva.
    Gracias y un fuerte abrazo, Manuel.

    Jaime, Jaime. No des ideas.

    ResponderEliminar
  17. Quizás para quienes vivís en otras nacionalidades del estado sea normal hablar de fantasmas del pasado. Sin embargo, en Euskal Herria fantasmas siguen siendo, pero del presente, del día a día de un pueblo aporreado, gaseado y peloteado diariamente. La violencia armada ha servido de excusa para todo lo demás. Un ejemplo mas es este vídeo de ayer (http://youtu.be/pReXFZHTjoM), en una protesta recordando el asesinato en manos de la policía española de obreros en Vitoria-Gasteiz, protesta pacífica reventada por los de siempre, los violentos oficiales, los que tienen el monopolio de la violencia. Victimas hay muchas, empezando por los trabajadores recordados ayer, cuyos asesinos viven tranquilamente, seguramente condecorados.
    Para los y las valencianas sera algo novedoso. Aquí es el pan nuestro de cada día.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer fallecía un joven como consecuencia de un pelotazo de la policía. Hace un mes escribía las lineas que preceden a este comentario. Una vez más, en esta tierra, los fantasmas son del presente. Una vida menos. Este año dicen que van a prohibir las pelotas de goma en Europa. Demasiado tarde para Iñigo. No habrá grandes palabras de las autoridades. No se exigirán condenas. No habrá responsables. Nada de nada. El pan nuestro de cada día en esta tierra. En fin. Una mierda una vez más.
      Saludos.

      Eliminar
  18. Ya lo sé Yosu.He trabajado mucho en Euskalerria.
    Saludos

    ResponderEliminar