miércoles, 7 de septiembre de 2011

Sobre la reforma de la Constitución para un control estricto del déficit.

Hacía días que quería escribir acerca de este tema. Y lo hago, como se suele hacer muchas veces que uno escribe, para intentar ordenar mis ideas.

Voy a dejar aparte lo que puede significar como interferencia del Estado en las autonomías para centrarme en lo que puede afectar a la mayoría de la población española. Porque podemos discutir si se limita o no la autonomía de Cataluña imponiendo un límite de déficit desde Madrid, que sí se limita. Pero opino que lo importante es que el Gobierno Catalán sea tremendamente cicatero, ponga trabas y revise hasta la saciedad el pago de la Renta mínima de Inserción, y en cambio elimine el Impuesto para Sucesiones, o que Duran i Lleida declare que no está de acuerdo en que se adelante el pago del Impuesto de Sociedades de las empresas más importantes.


Por un lado, está claro que ir gastando siempre más de lo que se ingresa no es bueno. Cualquiera que lleve una economía doméstica lo sabe. Por otro lado, también está claro que lo de fijar un control estricto del déficit no es de izquierdas ni de derechas. Lo que es crucial es como se recauda y en que se gasta. Si en España la presión fiscal sobre las rentas más altas ha disminuido 10 puntos desde 1995 tenemos un ejemplo.Si no se pagan las prestaciones acordadas por la ley de dependencia y, en cambio, se construyen aeropuertos en los que no hay aviones o tramos del Ave que utiliza una media de 14 pasajeros al día, tenemos otros ejemplos claros. Ahí radica el quid de la cuestión más que en el déficit.

Podría hablar de las dos grandes tendencias económicas. La neoliberal, que es la que de momento está ganando, de Milton Friedman de contener los gastos y de reducir al máximo el papel del estado y la de Keynes, de mayor predicación en la izquierda. Keynes, sostenía que es en los momentos de crisis cuando conviene que los estados se endeuden para inyectar más dinero en el sistema y reactivar la economía. Algo que premios Nobel de Economía como Paul Krugman preconizan y avisan constantemente de que en Europa estamos haciendo las cosas muy mal. Otros, como Eric Maskin, han dicho: “Las medidas de austeridad solo provocarán lo peor”.

Pero cuando estaba preparando este post he encontrado un artículo maravilloso que explica el porqué de todo lo que está pasando en Europa con una claridad meridiana.
Mañana os lo cuento.

Mientras tanto os dejo con tres artículos muy buenos sobre el tema. Serían lo que llamamos en catalán ‘El seny y la rauxa’.
El de Manel Castells representaría el seny y los de Rafael Roa y Carlos Martínez, de ATTAC, la rauxa.

6 comentarios:

  1. Creo que no hace falta que nos volvmos locos intentando entender la situación ni buscando soluciones; como decimos desde el principio del movimiento 15-M (a todo le ponen siglas)"Esto no es una crisis, esto es una estafa". En el sistema capitalista se utiliza la palabra crisis intentando sacar aún más beneficios cuando ya no se sabe de dónde sacarlos. En los años 60 era típico de las pequeñas y medianas empresas decir "Me declaro en crisis", para evitar pagos y deuda, abrir otras empresas etc. Lo que decían de "tapar un agujero con otro".
    Lo de ahora, de hace décadas, es más grave, declararon riqueza cuando no la había, nos endeudaron hasta las cejas, la gran mayoría social hipotecó sus vidas y la de sus hijos, esa mayoría que ahora no puede seguir pagando la hipoteca y esos hijos sin casa ni trabajo ni renta mínima, renta miserable, como casi todo en este país.
    Siguen derrochando dinero, como bien dices, que no hay, más gastos que ingresos. Y todo sigue perteneciendo al sistema de artificio capitalista que funciona sólo para ellos, que nunca tienen bastante y tienen la vida asegurada.
    Esto no es una crisis, esto es un desastre y un naufragio de sálvese quien pueda.
    Nada será como fue, y si el sistema hace años que no funciona no vale la pena matarse intentando salvarlo. Se está creando un nuevo mundo y una nueva conciencia. Volveremos al trueque, alejados de este demencial sistema.

    ResponderEliminar
  2. D'una manera o altre per culpa de tots o de ningú això s'en ha anat a la mer.., i el que es pitjor, ara com abans no hi ha cap diagnòstic correcte del problema i si hi fos no hi ha ningú disposat a cremar-se aplicant la solució i molt poca gent per no dir ningú disposat a sacrificar cap dret adquirit, suposo que quan passem gana de debò s'arreglara sol i mica en mica. La meva avia ja m'ho deia vindrà una guerra de fam amb tanta disbauxa i pel que veig tenia raó. Per parlar de lo nostre, que l'aeroport de Lleida sigui una desgràcia la meitat de gent d'allí t'enviaria a l'infern, mentre tenim AVE, que no he agafat mai i que trobo una despesa sense sentit tal com s'està fent i quan s'esta fent, m'estic quedant sense regionals per anar a BCN. Això si continuen fent un AVE (el nom ja ho diu tot) León-Orense per el que es necessiten 24.000.000 de passatgers, els càlculs en donen1.000.000 i la realitat en seran 5.000. Tinc un client a 3 km del estudi amb el que treballo per Internet, si ens veiem un cop al'any es per que ens trobem i fem un cafè, els treballs que jo li faig els va a presentar a Madrid personalment amb AVE n'es un gran defensor. Poder soc un privilegiat, però per una tercera part de preu, o menys si estic de sort, vaig a Londres o pel mateix preu i un parell d'hores més podem anar a Madrid els 5 de família.

    ResponderEliminar
  3. Hola Paco, dices: "Lo que es crucial es como se recauda y en que se gasta", de esto último "en que se gasta", tenemos dos ejemplos claros en Madrid, La visita subvencionada del Papa y la candidatura a los juegos olímpicos, es la tercera vez que Gallardón lo intenta......el truco está en el cómo "se recauda", sencillamente no se reacuda más, simplemente se ahorran gastos, que por supuesto no afectarán a Botín ni a Florentino Pérez.
    Un ejemplO, GASTO: La Señorísima Esperanza Aguirre quiere crear la Policía Autonómica de Madrid, que dios nos pille confesaos y con el carnet de prensa entre los dientes, por cierto algo que no me sirvió de nada en las últimas manifestaciones laicas, cuando a un funcionario del estado y tras enseñarle mi acreditación de prensa, no se le ocurrió mejor pasatiempo que medirme las costillas con su porra.
    RECAUDACIÓN: mandar a la puñetera calle a más de 2000 profesores de educación de enseñanza pública o subir el billete de metro y del bus un 50%.
    Dicho esto me translado a mi blog, que mucho largar en el tuyo y tengo abandonado el mío, espero impaciente tu post de mañana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. el diagnóstico correcto del problema es que desde que ganaron las "izquierdas", la clase empresarial se dedicó a boicotear cualquier medida de izquierdas, a desinvertir, etc., y no han cejado ni cejarán de pedir la completa desregulación laboral, hasta que los mismos trabajadores pidan que vuelvan "los que saben de trabajo", es decir, la derecha. No es que los trabajadores sean los buenos y los empresarios los malos, es que tal como está organizado todo, el dinero lo tienen las mismas manos siempre.
    Por suerte, los catalanes lo hacéis todo bien y perfecto, y en Madrid se hace todo fatal y sois la salvación del mundo mundial. Mucho cuidadito con lo que se desea. Porque con Mas y compañía y Rajoy en el gobierno español, los recortes de ahora parecerán nada.

    ResponderEliminar
  5. Eva, como siempre muy interesante tu razonamiento. Espera al post de mañana a ver que opinas. He oido por ahí que tuvistes un pequeño accidente doméstico en la barbilla. Espero que ya estés recuperada.

    Emili, a veure que et sembla el post de demà.

    Guillermo, no abandones tu blog. Te vuelvo a citar mañana a ver que opinas.

    Liu, tienes mucha razón en tu primer párrafo. En cuanto a lo de los catalanes es una opinión tuya muy personal.

    ResponderEliminar
  6. Hace tiempo que los únicos que toman las decisiones són los "mercados", bonita palabra que parece neutra, pero que esconde a una panda de especuladores, grupos de poder, y grandes capitalistas, a los que nadie ha votado. Ellos deciden, los políticos obedecen...así es nuestra triste democracia.

    saludos!!!

    ResponderEliminar