domingo, 6 de marzo de 2011

PUES SÍ, LA FOTO DE ELLIOT ERWITT ERA UN MONTAJE

FOTO: ELLIOT ERWITT

En efecto, Elliot Erwitt montó la foto del niño en bici con la baguette. Algo raro en los fotógrafos de Magnum. En este caso tengo información privilegiada en forma de una colección, “The Private Esperience, personals insights of a professional photographer” que compré en Londres en los años setenta. También conservo como oro en paño los de Annie Leibovitz y Mary Ellen Mark.




Pero en el caso de Erwitt no hay trampa ni cartón, lo explica muy claro en la sección y el título es revelador: “Publicidad. Prestando atención a los detalles”. Dice de la foto del niño transportando la baguette: “El presidente de la agencia de publicidad buscaba hacer un anuncio con una foto que pareciera de reportaje, por eso eligió a Erwitt. El ciclista que era el chófer de la agencia hizo de ciclista y el niño era su sobrino. Dice el presidente que el éxito de la campaña consistía en hacer la foto creíble, algo que consiguó Elliot Erwitt a la perfección aunque hizo ir y volver 30 veces al ciclista y al niño.

Erwitt fue uno de los primeros en hacer publicidad
de esta manera. Dice que eran fotos similares a las de reportaje pero muchísimo mejor pagadas. Según él la reacción en Magnum fue de:” ¡Blasfemia!”. Para muchos de los fotógrafos asociados era traicionar el espíritu de Capa. Pero gradualmente muchos siguieron el ejemplo de Erwitt lo que permitió a Magnum sobrevivir en los difíciles años sesenta en que empezaron a cerrar Life y los demás magazines ilustrados.

Como anécdota explicar que Erwitt colocó la piedrecita a la derecha de la bicicleta y la pequeña raya negra para preenfocar la imagen.

Hace unos años Manel Úbeda, el director de IDEP, trajo a Elliot Erwitt para dar un taller y me lo presentó. Yo le conté como me gustaba la foto, que podéis ver en la portada del libro, de su mujer, el bebé recién nacido y el gato. Erwitt, conocido por su ácido sentido del humor me contestó: “the cat died, you know”. (El gato murió, sabes). Más tarde me enteré de que había acabado fatal con su ex.

14 comentarios:

  1. La foto de las patas del perro -gran danes- las botas femeninas y el perro pequeño,seguro que tambien es un montaje y muchas más. ¡¡Que gran fotografo!!!

    ResponderEliminar
  2. jordi6/3/11

    El Capa... aquest sí que els va enganyar a tots. I el gran Eugene Smith, amb els seus fotomuntatges. Evidentment que el seu esperit era 100% fotògraf i on la realitat no arribava la seva creativitat sí.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/3/11

    Hola Paco!
    Yo también tengo el soberbio "The Private Experience" dedicado a Erwitt.
    Podrías poner un "post" sobre la historia de la foto del violonchelo de Pau Casals.
    Creo que la explicación "hablará" muy bien de la grandeza de Elliott.
    Gracias!

    Gomenbauer

    ResponderEliminar
  4. NOTA ACLARATIVA

    He borrado unos cuantos comentarios de Hugo Solo. Y lo he hecho para respetar su decisión de no volver a comentar en el blog y que reproduzco a continuación:

    "tomare en serio la señal del plebicito en donde gana la voluntad popular como debe de ser pero mientras estuve me mantuve y ocupe con soltura y holgura siempre con el apoyo a regañadientes del poder factico esto ha quedado bordado su puntito politico discurso y sintiendolo mucho y rogandole a los bioritmos que son los que me obligan a no dejar de comentar pues tendre que dedicarle mas tiempo a la fotografia ya que al final del asunto es que al escribir pues evito juntarme con tantas fotos y sesiones larguisimas delante de la pantalla asi que tal vez no tengas que molestarte en buscar formulas para que el blog discurra pacificamente
    y
    una peticion abstenerse los
    teleósteos
    Acantopterigios y
    fusiformes
    en comentar esta despedida ya que es muy triste".
    Hugo Solo


    Pués bien ya lo tienes. Me hago cargo de que tu caso es similar a alguien de alcohólicos anónimos o de un ludópata que pide que se le prohiba la entrada en bingos y casinos aunque cambie de opinión. No te preocupes, a partir de hoy te ayudaré a cumplir tu propósito.
    Paco Elvira

    ResponderEliminar
  5. Hola Paco, solo decirte que he seguido el hilo sobre Elliot Erwitt. En casa tengo un par de ampliaciones de sus fotografias y un libro muy majo con un una colección de sus fotos. Siempre lo he considerado un referente.

    Cuando he leido que tuviste la oportunidad de conocerlo en persona, he muerto de envidia... que suerte tienes.

    Muchas gracias por dedicar tiempo y esfuerzos a este magnífico blog.

    ResponderEliminar
  6. Hola, jamás me haría socio de un club que no me admitiera como socio, ese es el lema de los que no pertenecemos a Magnum.
    De todos los fotógrafos de Magnum me quedo con Josef Koudelka.
    Gran blog maestro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo6/3/11

    Me han gustado mucho los dos últimos post que no he podido comentar, con ellos he aprendido mucho,por lo que tu comentas y por las demás entradas, todas interesantes,, "pensaba" tanto viendo las fotografias....¿?, que se me hacia tarde para comentar, pero ahora que nos has descubierto el "secreto", comprendo más a los fotógrafos, y empiezo a valorar tanto a la instantanea como la "preparación", en este segundo caso pienso que tienes que tener tambien cierta intuición y preparación fotográfica y sobre todo saber lo que va a gustar y va a funcionar como reclamo publicitario y eso ya es bastante, en esta vida no se puede ser tan purista hay que dejar a la imaginación que también haga su trabajo. de hecho la fotografia te "habla".
    El niño "corriendo con la baguete", ¡¡que gran fotografia, la sonrisa del niño te habla, como la mirada de "la bicicleta".
    Gracias Paco por ofrecernos siempre lecciones.
    Maribel

    ResponderEliminar
  8. Esa a la que te refieres, Agustí, también es un montaje. Erwitt lo explica.

    Dos dels mes grans Jordi. I clar que el seu esperit era 100% fotògraf.

    Guárdalo como oro en paño Gomembaur. Lo de Pau Casals y el violoncello es muy buena idea. Me lo apunto.

    Gracias a ti por seguirlo, Adrià. Fue todo un placer conocer a Erwitt aunque fuera sólo un momento. Llevaba colgada al cuello una cámara de plástico de juguete que le había regalado Pepe Encinas.

    ¿De que Koudelka, Guillem, del de los gitanos o del de las panorámicas?

    Gracias a ti Maribel por seguir esas “lecciones”. La fotografía parece al principio muy simple pero cuanto más tiempo llevas con ella más te percatas de la complejidad que encierra.

    ResponderEliminar
  9. http://www.elliotterwitt.com/lang/es/index.html

    La foto no miente, y en este caso tampoco Erwitt. También el mismísimo HCB hizo foto corporativa, y Capa retratos hollywoodienses; y la foto fija de Vidas rebeldes la hicieron unos cuantos de Magnum mientras Inge Morath, una de ellos, le levantó a Marilyn a Henry Miller. El propio Erwitt, leiquista y algo nikoniano fotografíó en los noventa a George Merillion, canonista de Gamma, con perro, para la compañía de la diosa del amanecer. No nos rasguemos las vestiduras en una caza de brujas-- que no digo sea el caso, ni mucho menos-- buscando el engaño: en el reportaje, si no me lio en Life, donde aparece el controvertido beso de Doisneau forma parte de un reportaje claramente posado de parejas besándose en la ciudad luz. Doisneau que comenzó como fotógrafo en plantilla de la Renault.

    A los dos niños con baguette les podría acompañar el niño de HCB con las botellas de vino.

    Salud y saludos.

    ResponderEliminar
  10. El link que he puesto y que no lleva bien a la foto que quería se soluciona si interesa en la página ellioterwitt.com, en encargos, publicidad, foto 22... Erwitt vacila al personal con la misma retranca con que lo hizo con Paco y el gato que murió.

    Salud y saludos.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tu siempre interesante y bien documentada información, Javier. Y me lo has quitado de la boca, porque estuve a punto de ponerlo. El niño con las botellas de vino de Cartier-Bresson que tituló "Dimanche matin" encaja a la perfección con los niños de la baguette.En esta si que podríamos poner la mano en el fuego de que no es un montaje.Acerca de la de Willy Ronis no tengo ni idea. No sé mucho sobre el personaje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Hola a todos.
    Después de leer esta entrada no he podido resistirme: he ido a www.iberlibro.com y me he comprado el libro de Erwitt, de segunda mando, por 14 euros. Ya estoy deseando de que me llegue.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hola Paco, enhorabuena por el blog, me ha encantado la historia. Corriend voy a iberolibro a ver si queda algún ejemplar. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  14. Solo falta uno que lleve un queso, y ya tenemos la merienda hecha. Niños que quizá ahora nos meterían en un brete si se les fotografía sin permiso, a no ser que los busquemos fuera de primera linea de playa occidental.

    Me he liado con los Miller, Paco, era Arthur, el dramaturgo, a la sazón guionista, y no el gran novelista de las humedades y los deseos, Henry.

    Me viene la reflexión aprovechando a Ronis acerca de la peor consecuencia de Magnum y sus grandes monstruos: la capa de ocultamiento indirecto de miradas no menos importantes. Culpa metáforica y no achacable ni a ellos, ellas y ella. Al menos en mi experiencia de buscador de miradas que fagocitar después de disfrutarlas. Fue una sorpresa descubrir en cierto momento una colección de revistas, Photoreportage me dice la memoria pero creo que me equivoco. Cada número traía una revisión mensual de lo que habían distribuido las agencias francesas en el mes. Así descubrí Rapho y ya no a Doisneau, pero si a Ronis, que me llevó a Boulat y Boubat, a Sabine Weiss, a Dieuzaide... al reportaje dulce francés tan a la sauvette. Luego y a la vez descubrir Sipa, gamma, sigma, viva, A darme cuenta que el héxagono estaba lleno y rebosante de diamantes visuales por descubrir y degustar.

    Salud y saludos.

    ResponderEliminar