viernes, 20 de agosto de 2010

VACACIONES EN PORRERA


Image and video hosting by TinyPic

( ENGLISH TRANSLATION)


Porrera está sólo a media hora en coche de Mont-roig, en un precioso valle rodeado de viñedos, en el corazón de la comarca del Priorat.
Fue un placer volver a ver a Isabel Vilà, otro de los protagonistas de “Vidas en calma” quién no se arrepiente para nada de haber abandonado la gran ciudad para vivir en el campo. Su casa de turismo rural Cal Porrerà es una delicia y las vistas incomparables.

Leer el resto del artículo ...

8 comentarios:

  1. Sí que es para volver, sí.

    ResponderEliminar
  2. Qué buen reportaje, Paco, y casi qué envidia, son "vacaciones en calma" virtuales el paseo que nos das, no dejas detalle. Disfruta y no tengas prisa!!

    ResponderEliminar
  3. Hola a tod@s!
    Con los tiempos que corren, es una alternativa a considerar; volvamos al rural de nuestros abuelos a comenzar una nueva vida o continuarla.
    Un saludiño.
    Mr. Velázquez

    ResponderEliminar
  4. David Corral20/8/10

    Es un gozo leerte y contemplar tus fotografías. Fue un placer tambien, de verdad, ver de nuevo a Isabel y Edu, probar sus olorosas y sabrosas verduras y cenar junto al río. Ya es la segunda vez que nos vemos en Porrera y...¡¡volveremos!! Gracias, Paco. Dv.

    ResponderEliminar
  5. Porrera es de esas poblaciones donde el tiempo parece no transcurrir y si lo hace es de manera más apacible que en otros rincones.
    En varias ocasiones he visitado sus calles. Visitas de toda índole. De pequeño, con mi Padre y su camión cuba en busca de buenos tintos que después terminaban como en milagro bíblico multiplicándose 18.000 litros en más del doble, embotellado en Barcelona.
    Más tarde, cámara y magnetofón en mano intentando descubrir los misterios de la mesa, “La tauleta”, que hablaba con leves movimientos de sus patas, previa colocación de las manos sobre ella. Entrevisté a Francesc Narro, su heredero propietario en más de una ocasión.
    Hoy en día desconozco si aun sigue mostrando las habilidades de la mesa.
    Porrera a pesar de todo, creo que aun mantiene esa peculiar calma que todos pretendemos encontrar. Más cerca o más lejos. Además un buen “priorato”, siempre es de agradecer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Volveré Juanjo, volveré.

    Gracias Eva. Disfrutaré de mis “vacaciones en calma”. Tu también, ¿eh?

    Pues sí. Una alternativa a considerar Mr.Velázquez.

    Gracias David. Fue un verdadero placer.

    Jan, muchas gracias por tus interesantes aportaciones de una época en que sólo conocíamos al Priorat como productor de unos vinos de mesa peleones y con muy alta graduación alcohólica.
    Como ha cambiado todo.¿Verdad?

    ResponderEliminar
  7. No será... que nos vamos haciendo mayores?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Un poco Jan, un poco.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar