lunes, 22 de febrero de 2010

CARNAVAL EN SANTA LLUISA DE MARILLAC Y UNAS REFLEXIONES SOBRE LA FOTOGRAFÍA PROFESIONAL




Estuve haciendo fotos de la fiesta de carnaval que celebraron en la obra social de Santa Lluisa de Marillac. Ya he explicado en varias ocasiones que colaboro con ellos. Y como en las anteriores ocasiones, remarcar el buen rollo, la solidaridad y la alegría que reina en un lugar en donde se atiende a gente con situaciones personales muy complicadas.

Leer el resto / Read the full entry...

20 comentarios:

  1. Que que es un país de golfos y que no hay respeto por la profesión, pero lo que tenemos es lo qye hemos hecho entre todos.

    ResponderEliminar
  2. Tiempo de cerezas. Aprovéchalo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pero, ¿la culpa es nuestra o de los medios? Porque si nadie aceptara trabajos a bajo coste, quizás se pagarían mejor...Quizás si estuviéramos unid@s y tod@s a una...
    Pero, creo que la base del problema es la idea por parte de los que manejan las publicaciones de que lo que importa es que se tengan beneficios, y nada más. Si hace falta echar a toda una redacción a la calle y "fichar" a 90 becarios, se hace. Y el medio sigue vendiéndose...

    ResponderEliminar
  4. Bueno, pero poco a poco estas excepciones van calando en el mercado, y siempre ayudan a poner a cada cual en su sitio. Pero sigue habiendo muchos abusos.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo22/2/10

    Felicidades Paco.
    El problema no es de los medios, analfabetos de la imágen, que sí, sino de los propios fotógrafos, que desde hace más de tres décadas, han aceptado lo inaceptable. Por no hablar de esos fotógrafos contratados en los medios, en nómina, que han sido los auténticos enemigos de la "profesión", los que más zancadillas han puesto a aquellos fotógrafos que hemos trabajado por libre. Trabajar para, "allende los Pirineos", siempre fue rentable, porque entienden de fotografía. Y pagan. Y te devuelven los originales una vez publicados.
    Un país que permite que el editor gráfico sea a la vez fotógrafo y "jefe" de fotografía en la redacción, es un país analfabeto.
    La autocrítica es buena compañera ...

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la información sobre Rutas del Mundo, Paco, en el pasado trabajé para ellos (antes del cambio de editorial) pero tengo claro que ahora no va a ser así, a no ser que cambien el contrato.

    ResponderEliminar
  7. Felicidades Paco, gracias por tu blog y por la valentía con que encaras los temas profesionales. Aquí en Argentina los jóvenes fotógrafos sueñan con llegar un día al nivel económico de la fotografía catalana. Y el profesionalismo es prácticamente el mismo. Tiene razón ese señor que lamentablemente se contradice diciendo que la culpa es de los fotógrafos y es incapaz de firmar lo que dice. Si no somos capaces ni siquiera de mostrar la cara para decir una verdad, estem fotuts.
    una abraçada!

    ResponderEliminar
  8. Por eso, y algunas otras cosas, dejé de colaborar con Rutas del Mundo. Cómo cambió cuando pasó a MC...

    ResponderEliminar
  9. Anónimo22/2/10

    Estimado Sr.Bosch, ¿como es que tengo razón y me contradigo?, ¿porque no doy mi identidad?, ¿hay algo más anónimo que un fotógrafo que se esconde detrás de su cámara?. Sin embargo, se les arrebata la identidad a ese enorme número de fotos que a diario se publican en los medios bajo el genérico "archivo" y nadie se rasga las vestiduras por ello... Y cuando los fotógrafos peleén por su profesión, en Argentina, en Cataluña o en España, hablaremos, con nombres y apellidos. Por el momento solo soy un fotógrafo llamado "Anónimo".
    Y si le hace ilusión que tenga un nombre para saber quien soy, me pondré un seudónimo.
    Con cariño.

    ResponderEliminar
  10. Jordi22/2/10

    i dels diaris que roben directament de les webs o dels blogs, o les revistes que publiquen sense permís de l'autor, fotos que arriben a les seves mans per tercers, o museus que pagen una miseria i que et fan sentir com que et fan un favor en cedir un trosset del seu espai a la teva minça, sentida, petitona obra?

    ResponderEliminar
  11. Anónimo22/2/10

    Para Jordi :
    O fotógrafos, aficionados y/o "profesionales", que con tal de ver su nombre al pie de foto regalan las imágenes .. O "fotógrafos" que creen que es un gesto revolucionario reivindicar el "copyleft"...
    No solo los que Vd. dice.

    ResponderEliminar
  12. Esta situación precaria es normal en un país sin cultura fotográfica y sin ningún interés por tenerla.

    ResponderEliminar
  13. Como estudioso y ademas aprendiz en este campo entiendo que cada día hay mas presencia de la fotografía y muestra de ello es la demanda de exposiciones, clases, talleres etc., otra cosa es que la tradición fotográfica en Madrid y en Barcelona sean las nietas de la de Paris o Berlin.
    Otro tema es que en la distribución de la música, cine, libros y fotografías empaquetadas que esta en plena revolución tecnológica. La tecnología multiplica el uso y los abusos, los mercados están cambiando y serán globales.

    ResponderEliminar
  14. Ya he dejado clara mi postura, sólo hago unas puntualizaciones:

    Gracias Carlos, me imagino que en Argentina hay un plantel de estupendos fotógrafos. ¿Sueñan con llegar un día al nivel económico de la fotografía catalana? Sería de cuando estabas tú aquí, no ahora.

    Y sobre la unión o desunión de los fotógrafos, creo que hay un caso muy claro y del que hablo aquí, de Rutas del Mundo. Al pasar a MC introducen un contrato obligatorio para los colaboradores, para mí inaceptable. Todos nos rebelamos y nos ponemos de acuerdo por e-mail para no firmarlo. Por lo que sé, no lo firmamos, de la gente que se asoma a este blog, ni Kris Ubach, ni Jordi Busqué ni yo. Pero la mayoría sí que lo hizo. La siguiente vuelta de tuerca fué, según me explicó otro lector de este blog, de un día para otro reducir a la mitad las tarifas que ya eran paupérrimas.
    Somos el punto débil del sistema. Imaginaros que lo hubieran hecho con los sueldos de periodistas o fotógrafos de plantilla.

    Y Xago, una cosa es el interés por la fotografía: imparable y en aumento. Y otra lo que se paga a los fotógrafos.

    ResponderEliminar
  15. Amigo Paco: Enhorabuena por las fotos. Demuestras mi teoría de que el Carnaval es una fiesta estupenda de ser fotografiada.Me encanta Campanilla y su composición. ¡Cuidado con la Universidad¡ Tiene mucho glamur pero exige muchísimo trabajo por poco pago. Te lo dice uno que viene ahora mismo de dar clases en una de ellas. Es estupendo el contacto con alumnos y alumnas pero también lo es tu epílogo. Un saludo. Sebastián Martín Ruano.

    ResponderEliminar
  16. Paco, mejor es estar así, como dirían en mi pueblo "como puta por rastrojo" que esperar a que el teléfono suene (cada vez menos) para encargarte, aunque sea, una mísera foto.

    Salud a todos.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo23/2/10

    Querido Paco,
    Veo que refuerzas lo expresado por mi anteriormente respecto a los fotógrafos de plantilla, desgraciadamente los esquiroles del sistema establecido por los medios de este país.
    Hace ya dos años que en Madrid, es moda firmar un "contrato" con los medios según el cual durante tres años pueden hacer con tus fotos lo que crean conveniente, desde no publicarlo, hasta venderlo a terceros sin que recibas nada a cambio.(Incluyo en esto al grupo Prisa, Hachette y G+J entre otros); ni que decir tiene que ya
    no tengo trabajo al negarme a aceptar semejante
    barbaridad. Los fotógrafos firmantes y los de plantilla, solo miran para otro sitio, faltaria más. Genial.
    Pero desgaraciadamente esto no es nuevo. Antes se utilizaban otros métodos : si exigías la devolución de los originales, después de publicados, no volvías a trabajar en ese medio.
    ¡Que tiempos aquellos!

    ResponderEliminar
  18. Sebastián y Joseba, basicamente de acuerdo en lo que comentáis.

    Anónimo de Madrid, algunos de mis mejores amigos son fotógrafos de plantilla, yo no cargaría contra ellos. Lo que ocurre es que este país se ha dividido en dos castas: los de plantilla y los autónomos colaboradores.Los de plantilla, gracias a sindicatos y a presión colectiva, han ido manteniendo su estatus.Y los recortes, abusos, etc. ha caido sobre los colaboradores sin ninguna unión entre ellos y ,por lo tanto, sin ninguna fuerza.
    Como pequeño ejemplo, me di cuenta que mi sueldo, aunque pequeño, fijo a pesar de todo como, profesor asociado en una universidad en la que empecé después de la crisis del 92 se había doblado. ¿Por qué? Por los incrementos anuales conseguidos, año tras año,por sindicatos y gente de plantilla.
    En cambio, ¿qué ha pasado con los precios de fotos y colaboraciones desde entonces? Yo diría que están por la mitad de lo que estaban en el 92, en un cálculo optimista. Sin palabras.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo24/2/10

    Paco, No es por polemizar, hablo de otras cosas.
    Yo también tengo buenos amigos "en plantilla" y no por ello justifico ciertas conductas.
    ¿de verdad crees que todo se debe a los sindicatos y a la presión colectiva de los trabajadores de una redacción?
    Los "colaboradores" no tienen unión, claro, ¿existe un sindicato de trabajadores autónomos de prensa?
    No establezcamos paralelismos, donde no los hay.
    No saquemos a relucir el gremialismo.
    Los comités de empresa de las redacciones han permitido y permiten que trabajando en lo mismo, el periodismo, existan castas, los fijos y los colaboradores, clase A y clase B. No es cuestión de unión, solo.
    Y respecto a los precios, son establecidos al buen criterio del gestor de turno de cada medio.
    Si quieres bien y si no también. Y yo diría que están al nivel de hace 30 años, lo del 92 me parece muy optimista, francamente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar