jueves, 28 de octubre de 2010

HÉLÈNE. RETRATO DE UNA AMIGA




El pasado domingo fue un día triste acentuado por la lluvia y el mal tiempo. Después de haber vivido muchos años en Barcelona, Hélène se fue, tal vez para siempre. Esta chica francesa trabajaba como ejecutiva en una multinacional relacionada con el mundo de la cosmética. Sus padres están ahora en Mayotte, la colonia francesa enclavada entre la costa africana y la isla de Mozambique, y Hélène se irá a pasar unos meses allí. A su vuelta se instalara en París por un tiempo en busca de un trabajo adecuado a su cualificación. Según como le vaya decidirá o no regresar a Barcelona. Hélène pasó su adolescencia en la Polinesia francesa y necesita el mar como el aire que respira. Tal vez este hecho sea decisivo para tomar su decisión final.


Decidimos hacer una última sesión fotográfica como despedida. Utilicé el objetivo de Nikon 50 mm f: 1,8, que con el factor de multiplicación de las cámaras que no son formato completo, se ha convertido en mi óptica favorita para retratos: barato y de y una calida excepcional.








ULTIMAS NOTICIAS

Escribí este post hace tiempo y han habido novedades. Hélène acabó su estancia en Mayotte, estuvo un tiempo en París y allí encontró trabajo en su especialidad para una empresa francesa con delegación en Cataluña. O sea que Hélène ha vuelto a residir en Barcelona y disfrutando del Mediterráneo y de sus amigos aquí. ¡Toda una suerte para los que la conocemos!

2 comentarios:

  1. ¡Qué Belleza francesa!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué guapa! En la última foto...¡brilla!

    ResponderEliminar