miércoles, 19 de septiembre de 2012

ROBERT CAPA, SUSAN SONTAG Y LA FOTO MUERTE DE UN MILICIANO



Susan Sontag nos dió las primeras pistas de que la famoso foto de Robert Capa, Muerte de un Miliciano, tal vez no era lo que representaba.
 

Durante el rodaje del documental La Sombra del Iceberg sobre la más famosa foto de Robert Capa, Muerte de un Miliciano, sus directores me pidieron mi opinión (consto en los agradecimientos al final). Esto es lo que les contesté:”Siempre albergué alguna que otra duda sobre la autenticidad de la foto. El argumento de de “conociendo a Capa es imposible que hubiera hecho pasar esa imagen por lo que no era” no me sirve. Precisamente, un jugador de póquer como él, si se hubiera encontrado con un farol ante el que las apuestas se hubiesen disparado habría seguido adelante sin pestañear, haciendo creer a los demás que tenía un póquer de ases en vez de una pareja de doses.
Pero mis mayores dudas sobre la autenticidad de la foto me llegaron tras leer el libro de Susan Sontag Ante el dolor de los demás, publicado en España en el 2003.
Ante todo quiero remarcar que estoy de totalmente de acuerdo en dos afirmaciones de capital importancia de la señora Sontag:

Leer el resto del artículo ...

26 comentarios:

  1. Anónimo7/1/09

    Bueno, bueno...ahora entiendo bien tu postura...
    Francisco

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7/1/09

    Bueno, creo que nunca sabremos a ciencia cierta lo que ocurrió ese día en Cerro Murano, si ese miliciano murió esa mañana o lo hizo tiempo después. A mi en el fondo, no me importa en exceso si es real, o una recreación de lo que ocurría a diario en el frente republicano. Hay que pensar, que si Capa iba y venía continuamente del frente a París para seguir cubriendo reportajes para Life o Vu, es lógico que en ocasiones, de vuelta al frente, en éste no hubiera "acción" o momentos importantes que fotografiar. Quizás en uno de estos días, hiciera unas recreaciones de lo que allí ocurría a diario, o como se dice en un párrafo de arriba, fuera una especie de entrenamiento cerca del frente.
    Sea lo que sea, no hay que restar importancia a la imagen, o más bien, no hay que restarle importancia a lo que representa, a esa resistencia antifranquista.
    Muchos creen a ciegas que Capa no sería capaz de hacer eso, yo no pondría ni mucho menos la mano en el fuego. Capa era un jugador, alguien que podía vender las Leicas de su jefe para invitar a unos tragos a sus amigos, o alguien que se podía hacer pasar por otro personaje para conseguir lo que quería.
    De todas formas, nadie duda (o no debería) de la veracidad de Capa en general, de alguien que se colocaba cerca, muy cerca de sus objetivos, de alguien que es considerado y con razón, el mejor reportero gráfico de guerra de todos los tiempos.
    Me extraña que a día de hoy, tanta gente dedique tanto tiempo a desmentir una simple imagen (aunque esta simple imagen sea la estampa bélica más famosa de todos los tiempos).
    Capa era un jugador, un rufián, un mujeriego, un personaje querido alli donde iba, respetado por sus colegas de profesión, podía atravesar Europa con su cámara y cuatro monedas en su bolsillo, escapar de las garras fascistas primero en Hungría y después en el resto de Europa, y con todo ello... era el mejor.
    Alguien que ha legado al fotoperiodismo momentos únicos y una filosofía de trabajo cuanto menos peculiar, co-fundador de una magnífica y pionera agencia como Magnum, un buscavidas que se ha convertido en un icono casi tan importante como sus propias imágenes, y que ningún documental ni ningún libro habido ni por haber, conseguirá desvirtuar.
    Podríamos debatir durante mucho tiempo sobre la veracidad de la imagen y del propio Capa, pero creo que no llegaríamos a ninguna parte. Intentaré ver el documental, y hacerme con el libro de Susan Sontag, pero aunque me convezca al 100% de la manipulación de esa escena, Capa seguirá siendo para mí, el gran ejemplo a seguir.

    Y recordar que... "si vuestras fotografías no son lo suficientemente buenas, es porque no estábais lo suficientemente cerca"

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo25/10/12

      Estoy totalmente de acuerdo en lo que dice quien escribe más arriba, lo que importa es lo que esa foto significa y simboliza para todos aquellos que luchamos contra dictaduras, esa foto es impresionante y todo lo que hizo Capa como fotógrafo lo es, es una banalidad muy actual ponerse a escribir libros si esta trucada o no. Vamos no existía el fotoshop!!!!!

      Eliminar
  3. Anónimo8/1/09

    Muy interesante tu artículo sobre la fotografía de Capa, como siempre.
    Igualmente no puedo evitar sentir una pequeña punzada en el corazón cuando recuerdo que en mi trabajo (de retocadora creo fotografías que nunca han existido.
    Ahora tardaría cinco minutos en montar una foto de un miliciano cayendo muerto por un disparo en el Cerro Murano, en Corbera de l'Ebre o en Omaha Beach, al gusto del jefe de fotografía...
    Por suerte aún existe un tipo de prensa (la que aún se puede llamar prensa) donde la verdad (y no la veracidad) sigue siendo irremplazable por la estética.

    Natàlia

    ResponderEliminar
  4. paco, entenc el teu punt de vista. m'importa poc ara si va ser o no un muntatge, però estic d'acord amb què si ho fora no restaria importància, valor ni res de res al fotògraf de Magnum. A més, crec que la fotografia mostra el que realment passava. En una entrevista a un brigadista internacional belga li vaig descriure la foto (era gairebé cec) i en sentir-ho va fer un crit: JO HE VIST AIXÒ! JO HO HE VIST! AMB ELS MEUS ULLS! Potser Capa també ho va veure però no li va donar temps a captar-ho pel que fora i va demanar a un milicià que 'posara'. No ho sé però tant se val, perquè ni Capa ni la imatge perdran significat o importància

    Cate

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante Paco. Pero ¿no aparecieron recientemente unos negativos de aquel día en los que se ve al miliciano de blanco ya abatido y tendido en el suelo?

    ResponderEliminar
  6. Mario, estamos básicamente de acuerdo en todo.
    Y Natalia, sí, un hábil retocador, como es tu caso, puede hacer ya lo que quiera, lo que hace que la gente, sobre todos los jóvenes, no se crea nada. Las agencias de prensa y diarios (no todos) controlan el que las fotografías no se manipulen (lo único fiable ya es la credibilidad de la fuente), y ya habido casos, que me imagino conocéis, de fotógrafos despedidos, como el de Beirut que clonaba el humo, para que hubiera mucho más, tras las explosiones de los cohetes israelitas.
    Cate, estoy de acuerdo en que no hay que restar para nada el valor de la figura de Capa, pero no en que igual él lo había visto y luego lo había recreado. Eso es falsear la realidad asociada a la fotografía ¡Qué lo hubiera pintado!
    I felicitats a tu i a la Pepa per el blog de Nova York.
    Paco, se descubrieron en Méjico unos negativos de Capa, inéditos, de la Guerra Civil Española. Pero, que yo sepa, no el del miliciano de blanco ya en el suelo. Precisamente la decepción, o la duda, es que no aparecieran (o no se enseñaran) los negativos de la secuencia de la famosa foto, lo que habría despejado de una vez por todas las dudas sobre la veracidad o no de la foto de marras.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo14/7/09

    Hola Paco,jo no se si la foto es beritat per en la meba estancça a Paris el 2008-octubre baig estar en Magnum i el Fundacio Cartier Bresson i segons la informaçió que ting en Cartier Bresson tenia un duplicat de la secuencia del miliciano.gracies i salut per a tots,que sestiu sera caluros.moscoso-ciutadella.

    ResponderEliminar
  8. Pere, per a mi la seqüència desvelaria tots els dubtes sobre la foto. Podria ser que estes a la fundació Cartier-Bresson. Però llavors, per què no l’ensenyen? La resposta, per mi, es molt clara.
    Una abraçada

    ResponderEliminar
  9. Hola Paco. Realmente no quería debatir sobre la fotografía de Capa, sino corregir un dato, y es que el nombre del sitio donde fue abatido el miliciano, no es Cerro Murano, sino Cerro Muriano. Lo se porque esta a unos 20 kilometro de donde vivo, Córdoba, je,je,je.

    La verdad es que independientemente de que algún día se descubra la verdad, esta fotografía seguirá siendo un icono de la fotografía del siglo XX. ¿No lo es acaso la del beso de Doisneau y sin embargo el mismo ha admitido que era un montaje con actores?.

    Un saludo desde tierras muy calurosas.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias José, tienes toda la razón.Ya lo he corregido.
    Y por supuesto que la fotografía seguirá siendo un icono y la foto de guerra más famosa de la historia de la fotografía. Y para mí no afecta a la gigantesca figura de Robert Capa ni a su valor,probado en numeros escenarios, después de esta imagen.
    Saludos, también desde tierras calurosas muy cercanas a la tuya.

    ResponderEliminar
  11. Es una verdadera lástima, ya me quedé hecho polvo cuando oí a Tino contar que para él la foto era un montaje. Siempre había querido creer que era auténtica.

    Pero ¿no se redimió el día D? ¿no podría ser que el resto de su carrera fuera un intento de perdonarse a si mismo por ese foto?

    ResponderEliminar
  12. Por supuesto Frikosal.La foto del miliciano fue la foto de unos entrenamientos o de una simulación y que él envió a París junto a todo el resto del material. El impacto y la repercusión de la foto le cogió por sorpresa y ya no pudo hacer marcha atrás.Pero por el resto de su carrera: Normandía, el desembarco en Italia (se lanzó en paracaidas), el final de la guerra, la creación de Magnum, su muerte en Indochina... creo que Robert Capa mecece todo nuestro respeto y admiración.

    ResponderEliminar
  13. Y yo me pregunto, que validez tiene lo que dice Tino después de ver lo de la puntita del iceberg. Me parece demasiado atrevido hablar de redenciones con esa alegría. Y no Paco, la foto no fue de unos entyrenamientos sino durante unos entrenamientos, entrenamientos, palabra que suena curiosa sabiendo que enfrente se situaban tropas de élite coloniales que llevaban matando desde hace décadas en el magreb y con el mismo espíritu emprenden la cruzada ibérica. Se que cuesta un poco más de tiempo y atención que ver el iceberg, cuestiones idiomáticas aparte, pero desde que lo subió JM Serrano creo que es fundamental tenerlo leído para hablar con algún criterio del asunto de Cerro Muriano/ Espejo. Es el texto más profundo que se ha escrito sobre el asunto, al menos que yo haya leido y se encuentra en

    elrectanguloenlamano.blogspot.com

    debajo de la última subida de JM, una profunda entrevista a John G Morris, primer editor de Magnum y de otras muchas más aventuras fotoperiodísticas.

    Salud y saludos.

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias por tu interesante aportación Javier. Sobre una foto sobre la que se seguirá hablando y hablando...

    ResponderEliminar
  15. Realmente yo poco, o nada, tengo que aportar, salvo el link que obviamente me involucra directamente. El mérito y el esfuerzo pertenecen a Jose Manuel que ha dedicado muchos años en investigar los difwerentes aspectos del asunto a pie de obra en Córdoba trabjando sobre el terreno y teniendo en cuenta todas las referencias anteriores al cuerpo de su profundo trabajo. Es cierto que queda mucho por hablar, e investigar sin prejuicios y sin tesis preconcebidas. Por esto me asombran que las últimas aportaciones a the falling soldier pretendan cerrar el tema dándolo por concluido. La sombra del iceberg, y según leo y oigo muchos de los que la han visto, redundan en este aspecto de final de la historia-- que me retrotrae a Fukuyama--. Prete4nden haber demostrado que... fake... pero si estaba tan claro dónde se produjeron los hechos, entonces donde queda Espejo que no Cerro Muriano, lugar que los detractores también asumían... Que yo sepa los autores de La sombra... no han comentado nada al respecto.

    Salud y saludos.

    ResponderEliminar
  16. Manolo Laguillo21/12/09

    hola, Paco,
    qué raro, nadie ha mencionado esta otra versión que ahora contaré. Al parecer Capa había salido ese día a fotografiar una simulación de combate, con unos cuantos soldados que le había dejado el oficial, porque ya llevaban unos días sin que pasase nada fotografiable. De manera que estaban haciendo la puesta en escena en medio del campo despejado, con un grupo de facciosos a gran distancia. Se sentían seguros porque estaban más allá de lo que podía alcanzar un fusil. Pero resulta que los facciosos tenían una ametralladora, que sí les podía alcanzar, y que la dispararon, con el resultado que conocemos. Capa se quedó tan trastornado (por su culpa un hombre había muerto) que nunca quiso hablar de lo que pasó.
    En esta versión la cosa está a medio camino entre la ficción y la realidad: en principio se trataba de una puesta en escena, de un montaje, que luego acabó en tragedia.
    No recuerdo la fuente de esta versión, pero la buscaré.

    ResponderEliminar
  17. Yo también había oído algo parecido a esta versión del simulacro letal, que me parece plausible. Creo recordar que se determinó quien era el soldado que murió. No se si es imprescindible derribar todos los mitos, hace mucho tiempo que no creo en los reyes magos pero Capa también pudo haber desembarcado en la segunda oleada de Normandía y hubiera seguido siendo una leyenda. Quiero decir que una persona capaz de hacer eso... no se, me cuesta aceptar sin más la versión del fraude.

    ResponderEliminar
  18. Recientemente he leído un artículo en el que un equipo forense daba total credibilidad a que el miliciano estaba muerto en el momento de la fotografía, que se demuestra científicamente por la posición de la mano izquierda, que se asoma bajo el pantalón. Decía tal tesis que si estuviera vivo la mano estaría preparándose para amortiguar la caída, pero resulta que hasta los dedos están faltos de tensión. Llevo un rato buscando el link de donde lo he leído, pero no hay manera. Lo seguiré intentando a ver si te lo localizo. Eso sí, si fue por una simulación fatal o en combate no lo han intentado aclarar.

    ResponderEliminar
  19. Lorna Arroyo2/3/10

    Las fotografías cuentan muchas cosas. Solo hay que observar detenidamente la serie de cuarenta imágenes de Espejo para extraer conclusiones.
    Ellas permiten hacerle una autopsia a la historia.
    Un saludo. Muy interesante vuestra opinión

    ResponderEliminar
  20. Pepe... leí con mucha atención tu texto y he notado que en tus reflexiones te limitas a citar a Susan Sontag, en el único momento que vi un atisbo de una opinión propia fue cuando dices, hablando de la originalidad de la foto: "Hay mucha gente que opina que no importa, que la imagen es un símbolo contra el fascismo y que su función e importancia es la misma, esté montada la foto o no. Repito:” ¡A mi si que me importa!”." más allá del argumento de la Sontag me gustaría saber ¿por qué crees que cambiaría el significado y la recepción que ha tenido la fotografía si se comprueba, con los negativos, que es un montaje?, acaso crees que su función como símbolo en la lucha contra el fascismo se vería afectada, todo lo que ha significado y todo lo que aún significa perdería su valor?... en el documental hay un momento en que una de las personas entrevistadas dice que no importa “el cómo” fue hecha sino “el para qué” y creo que yo estoy de acuerdo con él en la medida en que, creo yo, su importancia recae en el valor de uso, el cual todos conocemos, más que en la génesis de la imagen. Pienso que toda fotografía, instantánea o no, es un constructo, y si pensamos en una política de la representación nos daremos cuenta que muchas de las fotografías icónicas que hoy en día prevalecen no son las que cuentan las verdades tras bambalinas de la historia sino esas que se han erigido en el imaginario de los pueblos… piénsese por ejemplo la serie de fotografías de Joe Rosenthal en Iwo Jima, hay una, sólo una imagen que se viene a la mente cuando uno piensa en aquella batalla, sin embargo hay muchas tomas, desde muchos ángulos y que en cierta medida nos pueden decir más de lo que en realidad ocurría en ese momento que esa tan icónica… la pregunta apropiada sobre la foto de Capa, pienso que debe ser: ¿Qué tipo de historia construye? y si estamos de acuerdo o no con ella, y si en algo cambiaria si se demostrara que todo fue un montaje…

    Por otra parte… saludos a Manolo Laguillo, (comentarista del Blog)… gran profesor, lo recuerdo con mucha emoción presentando una fotografía de Paul Strand en una clase de máster de la UAB… grande Manolo!!!

    ATT: Juan Carlos Rueda Azcuénaga, azcuenaga22@gmail.com

    ResponderEliminar
  21. Perdón quise decir Paco... no Pepe

    ResponderEliminar
  22. Juan Carlos, se me pasan los comentarios escritos meses después de la publicación del post.
    El valor de la foto de Capa "La muerte de un miliciano" lo es porque es la imagen, en directo, de un soldado en el momento de su muerte, no de de un miliciano simulando su muerte.

    ResponderEliminar
  23. Juan Carlos, si la foto no fuera real, la foto de alguien a quie están abatiendo, como imagen derivada en símbolo, este quizá no sufra. Pero como fotoperiodismodocumental si sufriría. Siempre se olvida que el recorrido de la foto hasta llegar a símbolo tiene un recorrido que se acelera al publicarse en Life en el 37. Primero se ve en Vu y en Life como documento de guerra, luego es cuando trasciende como constructo simbólico, y es a través de su veracidad y no de su verosimilitud. Lo mismo ocurre con el disparo de Rosenthal en Iwo Jima. En Banderas de nuestros padres, tanto en la película de Eastwood y del libro en el que se basa escrito por el hijo de uno delos seis que levantan la bandera, Doc Bradley.

    Ercanito y Manolo, creo que os referís a la biografía de Capa escrita por Richard Whelan. Un forense de Menphis se menciona es quien comenta sobre la mano en puño. Combate no había en Espejo, hubo en Cerro Muriano muy duro en fechas próximas: un ejército rebelde de tropas muy aguerridas magrebis al mando de oficiales africanistas que llevan veinte años de guerra cruda en el moro. Ascendiendo en el escalafón a base de cruel guerra colonial. probablemente la s mejores tropas de élite de la época. Enfrente alegres milicianos entre la revolución y la guerra al fascismo. Con oficiales de carrera leales que tratan de poner orden y saben a lo que se enfrentan. Capa parece que empotrado fotografió unas maniobras o se indujo a los milicianos a recrear pequeños movimientos entre trincheras que son fotografiadas . Pac... a unos segundos otro pac. Una avanzadilla del tabor de regulares, probablemente uno sólo-- que creo ya no debe acenturase--, observa en labores de inteligencia y decide disparar. Es una máquina de matar, en corto, y como ahora, también un experto sniper. Dificil que falle en esta situación tranquila para él. Desde su posición tiene un par de disparos antes de que le descubran y tenga que moverse. los hace, el primero, el de la foto, tiene pinta de ser al corazón. E l del segundo miliciano alcanzado parece más al bulto, al vientre.

    Ewsta técnica se emplea de continuo durante la guerra civil. Son los temidos pacos. Estas en una zona donde no hay combate tan ricamente y eso, pac...

    Que curioso como se retoman las subidas y los comentarios.

    Salud y saludos.

    ResponderEliminar
  24. Anónimo25/9/12

    Al final se descubrio que precisamente la foto no fue efectuada en cerro Muriano sino en otro lugar

    ResponderEliminar