domingo, 28 de octubre de 2012

EL ESTALLIDO DE LA BURBUJA INMOBILIARIA EN ESPAÑA



 Fue uno no de los trabajos fotográficos pioneros del estallido de la burbuja inmobilliaria en España. Han pasado 4 años de su publicación y lo vuelvo a recordar en este blog.

Alumnos y jóvenes fotógrafos me preguntan que temas podrían hacer y muchos piensan que yendo a fotografiar lugares exóticos sería más fácil vender sus fotos. Hoy quiero poner como ejemplo este excelente reportaje, acerca del estallido de la burbuja inmobiliaria en España, pensado y realizado por Xavier Cervera, en un claro ejemplo que no hay que irse al otro extremo del planeta para encontrar grandes temas. Xavier ha tocado una historia de máxima actualidad y ha empleado todos los recursos fotográficos a su alcance (encuadres, buscar las mejores luces,…) para desarrollarla. Este reportaje se publicó en el Magazine de La Vanguardia y el texto, que acompaña las fotos de Xavier Cervera lo hizo uno de los más prestigiosos periodistas españoles, José Martí Gómez.


Se veía venir. Mientras todo el mundo alababa el rápido crecimiento de la economía española, muy por encima de la media europea, yo intuía graves problemas debidos a los fundamentos de dicho crecimiento.



Gran parte del desarrollo español se basaba en la construcción. Los pisos y apartamentos subían de precio, muy por encima de la inflación, y la gente compraba para invertir. “Los pisos es la inversión más segura, nunca bajan de precio” decían. El suelo para edificar se revalorizaba sin parar. Los ayuntamientos se financiaban recalificando los terrenos, lo que generaba enormes plusvalías y grandes ganancias que se repartían políticos, intermediarios y constructores. Las mafias internacionales blanqueaban su dinero sucio en tierras españolas mientras los políticos miraban hacia otro lado. Todos corruptos y todos contentos. ¿Todos? Mientras eso ocurría, los pisos subían y subían lejos del alcance de los jóvenes que buscaban independizarse y que, con suerte, cobraban sueldos mileuristas, y de los emigrantes que servían de obra barata para seguir construyendo y se hacinaban en los llamados pisos patera.



La crisis financiera mundial explotó de lleno y perjudicó, sobre todo, a países como España o Irlanda, que habían apostado de lleno por la construcción. Ya nadie quería invertir en pisos, ni los ricos ni las mafias, y la gente que realmente los necesitaba para vivir en ellos o no tenían dinero, o se habían quedado en el paro, o los bancos no les prestaban dinero para pagar la hipoteca, y encima resulta que existe un millón de pisos vacíos en España. Por las mismas razones la gente no compraba coches por lo que se producían despidos masivos en las principales industrias del Estado Español: construcción y automoción. Como las principales industrias perdían dinero, dejaban de invertir en publicidad que es lo que sostiene a los medios de comunicación. Diarios y revistas, sobre todo, se veían afectados por este recorte publicitario, cortaban el grifo de las colaboraciones y planteaban drásticas regulaciones de empleo. ¿Sigo…?



Toda esta triste historia tiene ya cara y ojos gracias al reportaje de Xavier Cervera y José Martí Goméz publicada en El Magazine de Vanguardia.


7 comentarios:

  1. Un crack Xavier. Además de no tener que ir al la otra parte del planeta para encontar temas interesantes, tal y como comentas, Xavi nos contó en un curso que unas de sus fotos más publicadas la tomó con una cámara compacta de bolsillo, lo que también nos enseña que muchas veces no es tan importante tener una "peazo de cámara" como tener un buen ojo. La foto era de una familia vestida con un uniforme floreado en una playa, creo recordar de China.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Excelente trabajo el de Xavier. Paco, estas en lo cierto, no hace falta irse muy lejos para tomar fotografías, en los rincones mas inesperados de nuestra ciudad tenemos mucho por fotografiar, lo difícil que en ocasiones aparenta fácil pero no lo es, como ha hecho Xavier, es dar con el tema adecuado justo en el momento oportuno y encontrar una historia interesante.

    Feliz año a todos los apasionados por la fotografía !!!! .... Y al resto... TAMBIÉN.

    David

    ResponderEliminar
  3. Sí Alberto.La foto a la que te refieres, tomada en China, fue además portada del Magazine de La Vanguardia.
    Y David, me uno a tí en tu felicitación para todos.

    ResponderEliminar
  4. Jordi1/1/09

    És curiós que de tan en tan es pugui colar un reportatge com aquest, ja que no ens enganyem, és més fàcil que et publiquin el típic reportatge sobre l'ambruna o sobre qualsevol desgracia, sempre que sigui fora d'aquestes contrades; ja que l'autocritica aquí és molt mal vista, per això s'explica que mai acabin de sortir a la llum tans de reportatges compromesos. Estaria bé dir això i no quedar-nos amb el missatge fàcil i falsament alentador d'això de buscar noves històries dins de casa, ja que això es fa i sempre s'ha fet però vet ací el resultat: La majoria de treballs acaben dins un calaix morint-se de fàstic, o en les pàgines de la mal anomenada contra-informació de la qual per desgracia no es pot viure.

    ResponderEliminar
  5. Jordi,juraría que he visto en alguna parte antes tus comentarios, pero ahora mucho mejor argumentados.
    No hay que engañarse, estamos donde estamos y la mayoría de los medios,excepto los que publican la "contra-información" (recojo tu definición juntamente con tu puntualización sobre ella), dependen en gran medida de la publicidad. Y el tema de la burbuja afecta a bancos, constructoras, partidos políticos,gobiernos de comunidades autonómicas...Todos potenciales anunciantes muy poderosos, y puede ser que el tema fuera impublicable antes, por no no molestarles y que retiraran su publicidad.Lo que en este caso la noticia es ya de tal magnitud que es imposible no publicarla.
    Y estoy de acuerdo contigo en que es mucho más fácil publicar temas de denuncia fuera de nuestras fronteras.
    Sin ir más lejos, Xavier Cervera tiene un reportaje fotográfico excepcional sobre los drogadictos de Can Tunis que hizo cuando yo era el editor gráfico de la revista PUBLIC.Sus mejores fotos, las más duras, nunca se han publicado en la prensa convencional( PUBLIC cerró justo antes de publicárselas). Pero es muy probable que muchos editores gráficos le hayan encargado otros trabajos, más lights, porque quedaron impresionados por sus fotos de can Tunis.

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo contigo Paco, creo que la gente viaja lejos para hacer reportajes que como dice Jordi, probablemente se vendan mejor aquí. Pero en muchas ocasiones no se tiene documentación suficiente y en mi opinión hay reportajes que se quedan sin profundizar demasiado, consiguiendo únicamente el impacto visual (tal vez lo que buscan algunos editores). Cuando aquí cerca, en nuestro día a día tenemos miles de casos fáciles de documentar que pasan desapercibidos. Voto por un equilibrio. Salud!

    ResponderEliminar
  7. Hola. ¿Dónde puedo conseguir un ejemplar? Me gusta el reportaje. bullonera @ gmail. com

    ResponderEliminar