miércoles, 11 de julio de 2012

EL DECLIVE DEL FOTOPERIODISMO

 He vuelto a revisar este artículo. En él ya se hablaba de El Declive del Fotoperiodismo. Se publicó hace tres años y medio. ¿Cómo diríais que ha evolucionado la situación desde entonces?
No quiero ni pensarlo.

Xavier Jubierre, el jefe de fotografía de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, escribió este interesante artículo que ha resultado ser muy polémico, sobre todo entre los mismos fotógrafos de El Periódico.

EL DECLIVE DEL FOTOPERIODISMO

Por Xavier Jubierre



Cuando se habla de fotoperiodismo con mayúsculas siempre se acaban recordando las fotografías, de extraordinario valor documental, de las épocas de
grandes acontecimientos: la guerra civil, la segunda guerra mundialy, ya más cerca, la transición.
A muchas de ellas, que amenudo son testimonio en blanco y negro
de hechos que han quedado marcados en la historia, no se las puede considerar más que testimonios documentales. En cambio, otros fotógrafos supieron retratar la cotidianidad con tal frescura e innovación para su tiempo que han llevado a considerar arte su material gráfico.

Gracias a los Cartier-Bresson que inmortalizaron con simplicidad y maestría el transcurrir del día a día, el fotoperiodismo se exhibe ahora en los museos.Siempre nos quedará la duda de qué nos habría aportado Centelles si a la vuelta del exilio hubiera ejercido de fotoperiodista.No fue así porque el franquismo le inhabilitó y tuvo que limitarse a la fotografía industrial y social.
La dictadura no permitió que el denominado Capa catalán fuera en realidad el Cartier-Bresson catalán. Durante el franquismo, el talento de fotógrafos como Xavier Miserachs, Francesc Català Roca, Ramón Masats y Paco Ontañón contrastó con la fotografía oficial que llenaba las páginas de
los diarios. Al llegar la transición apareció un grupo de jóvenes que, con la referencia del fotoperiodismo que se hacía fuera de España, y con un compromiso social mayor, dinamizaron la fotografía de prensa. Mucho han cambiado las cosas desde que Centelles retrató al miliciano parapetado tras un caballo muerto. Hoy, el poco espacio que se dedica a reportajes gráficos en las revistas, añadido al menor interés por el periodismo de denuncia, al dirigismo al que pretenden someter la imagen los políticos, empresarios, futbolistas, actores, gabinetes de prensa, y un cierto aburguesamiento de los fotógrafos de prensa han dejado el fotoperiodismo español en cotas bajas. En cambio, los avances tecnológicos y el hecho de que los editores gráficos de los diarios sean fotógrafos han ayudado a mejorar la fotografía que se publica en la prensa.
Los verdaderos herederos de Centelles, Miserachs y Català Roca son, entre otros, Gervasio Sánchez ,Fernando Moleres, Tino Soriano y Pep Bonet. Todos ellos con algo en común: son freelances

18 comentarios:

  1. Que el Fotoperiodisme està en decadència?
    "-ja ho deien quan era petit!-" recordo que deia rient un fotògraf retirat amic meu.
    Ho sabem tots, els que hi hem treballat i els que encara hi treballen.

    No serà que el periodisme en general i l'imprès en particular està en decadència?
    Tots sabem la resposta. Tots podem opinar. Ara bé, el que ès més difícil ès trobar la solució.No?

    ResponderEliminar
  2. No creo que los fotoperiodistas, por lo general, hayan perdido el espíritu crítico y de denuncia. Sí que es verdad, que muchos de los temas que llenan las revistas, incluso las de los dominicales de los diarios más "progresistas", són muchas veces frívolos y con poco o nulo compromiso social. Como en otros ámbitos de la vida, el capital manda, y no vende bien un rolex o un traje de armani al lado de niños explotados laboralmente o pueblos enteros sumidos en la más absoluta miseria.
    Aun con todo, muchos fotógrafos siguen con el legado de los "grandes maestros" de la fotografía comprometida, y los profesionales citados són un buen ejemplo. Personalmente, admiro el trabajo de Pep Bonet i Gervasio Sanchez, dos ejemplos en los que inspirarse, por no hablar de Kim Manresa, etc, etc.

    ResponderEliminar
  3. No creo que el Fotoperiodismo esté en decadencia y mucho menos el trabajo de los fotógrafos de reportajes sociales profundos y comprometidos. Me da la impresión que cada vez hay menos fotógrafos que, como lo hicisteis muchos en su momento, se echen a la calle en busca de buenas historias buenas. Hoy la gente viaja más fácil, se demanda inmediatez, las noticias nos llegan "teletipadas" vía twitter o weblog y los reportajes "curraos" llenan museos porque en mi opinión son los lugares idóneos para asimilar temas tan trascendentales. Como bien dice Alberto, las revistas están dejando de ser el mejor soporte para estos reportajes porque presentados como los presentan, no hay quien se los crea. Además, generalmente en una exposición el fotógrafo tiene más capacidad de intervenir en el resultado final comparando con las revistas que pasan por varios filtros, incluidos el de la dichosa publicidad de Mercedes al lado de un reportaje sobre el hambre... en fin. Yo creo que al final de esta "crisis" económica (de valores, digital...) termine como termine, sabremos que le ocurrirá a vuestra profesión, de momento a verlas venir... Retomando lo de la "publicidad" en las revistas, solo conozco una revista semanal en toda la Península que sea de prensa diaria y no tenga nada de publicidad, el Zazpika del periódico Gara, y si hay alguna más decidmelo por favor... Salud!

    ResponderEliminar
  4. La crisis del fotoperiodismo es la crisis de los valores sociales y humanos. De comparar los trabajos de dos de los citados al final del artículo, se pueden extraer muchas conclusiones. ¿O acaso la Sierra Leona retratada por Gervasio Sánchez tiene algo que ver con la que nos muestra Pep Bonet?

    Ser freelance no puede ser la única diferencia. El objetivo debería ser siempre el mismo, que el trabajo tenga la mayor difusión posible.

    El mercadeo del arte. los grandes formatos y los premios, deberían quedar siempre en segundo término.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Conflictes, catàstrofes, situacions d'injustícia, de vulneració dels drets humans... Estaria bé que la premsa escrita destinés una part estable del total de la publicació a reportatges fotogràfics de compromís social, conscienciació, anàlisi o crítica, no? Però per què això no passa? Ja ho heu comentat abans, existeixen diverses raons, però bàsicament crec que la fonamental és que els diaris estan en mans de grups mediàtics i financers que únicament es regeixen per criteris de rendibilitat. Ah, els fotuts diners! Amb els anys s'ha imposat un model periodístic que ha renunciat a la seva essència per la pressió de la publicitat. Bé és cert que existeixen excepcions, reportatges o imatges que aconsegueixen colar-se en la premsa, que han fet reaccionar a la societat i provocat que algunes situacions canviïn (ara mateix recordo el treball sobre l'ablació de Kim Manresa, que ens va commoure a tots). No obstant, és innegable que els fotògrafs i periodistes de plantilla treballen cada vegada més amb menys llibertat i major control, i això ha generat l'aburgesament que comentava en Paco. Per això em sembla tan important el treball independent d'agències com Magnum, Vu, VII..., festivals com el Visa de Perpinyà, i l'empenta de les ONG.

    ResponderEliminar
  7. Si nos centramos en la polémica creada, quizás el articulo tenga un doble sentido y sea un mensaje hacia los fotógrafos en plantilla para que intenten buscar un punto de vista más critico y reflexivo al estilo de Gervasio Sánchez, Tino soriano... y no fotografiar al estilo marcado, sin salirse del guion.
    Entiendo que esto mismo de forma clara y directa, el Director de fotografía de El Periódico, no lo pueda decir.
    Por otro lado, no estoy nada de acuerdo en que el Fotoperiodismo este en decadencia, mal camino he escogido, si pienso de esta forma. Si nos fijamos, tan solo hay que ver el TN Migdia de TV3; cada día hacen una reseña al Fotoperiodismo (de antes y de ahora), si estuviera en decadencia nadie hablaría de ello y los jóvenes fotógrafos seguro que tendríamos trabajo ya que si esta en decadencia, "nadie querría ser fotógrafo, no ??".
    Lo que si es cierto es que el cambio a las nuevas tecnologías transforman el modo de generar y mostrar el fotoperiodismo al mundo, un claro ejemplo es este mi mismo BLOG de Paco o los Blogs en general.

    ResponderEliminar
  8. Proponer que un fotoperiodista se lo curra más cuando es freelance es perverso. Es el señor Jubierre freelance en la actualidad?, quizás él también necesitaría dejar la plantilla del periódico para volver a ser free y currarse así su trabajo también como jefe de fotografía!. Cuando dice lo de "un cierto aburguesamiento" me da un miedo terrible, me suena tanto...

    ResponderEliminar
  9. Paco elvira5/11/08

    Quim, tens raó. Siempre se ha venido hablando de la crisis del fotoperiodismo: desde la desaparición de las revistas ilustradas como Life en 1972 o en los años 90 con la compra de las agencias francesas Sygma, Gamma y Sipa por multinacionales.
    Alberto, David, Nevski, Maria Rosa y David Monfil coincidís en que los medios no apoyan este tipo de fotoperiodismo porque los anunciantes prefieren temas de lujo y glamour para vender mejor los productos que anuncian.Todo este tema está estupendamente explicado en el libro, que muchos ya conoceréis,”Por una función crítica de la fotografía de prensa” de Pepe Baeza, el editor gráfico de Magazine de la Vanguardia y uno de los más grandes teóricos de la fotografía española.
    El fotoperiodismo puede estar en crisis en las publicaciones que muchas veces alegan que no es lo que la gente quiere. Lo que es mentira. Recientemente se hizo una encuesta entre los lectores del Magazine de Vanguardia para ver que tipo de temas preferían. Lo que quieren los directivos es otra cosa; hace años un antiguo director de La Vanguardia nombró a un nuevo director para el Magazine y le dijo:”quiero que la revista sea como el catálogo del Corte Inglés”. Pués bien, la encuesta, para sorpresa de este y otros directivos, reveló que después de los temas de naturaleza el segundo tema preferido por los lectores era el de reportajes solidarios y comprometidos. Yo mismo propuse un reportaje sobre una niña Africana que habían traido a Barcelona para operarla de cataratas a una revista femenina. La revista que sobre todo trata de moda, glamour, people, viajes...lo rechazó. Pero al cabo de un mes me llamaron para publicar el tema con toda urgencia porque habían hecho, también, una encuesta y los temas solidarios estaban entre preferidos por los lectores.
    La publicaciones abandonan al fotoperiodismo pero los lectores los están abandonando a ellos y acudiendo en masa a los nuevos soportes como Internet y a todos los eventos relacionados con el Fotoperiodismo: Visa pour l’Image, Biennal Xavier Miserachs, Trafic...Para poner un ejemplo este año las jornadas de Fotoperiodismo de Albarracín, que organiza cada año Gervasio Sánchez, tuvieron que cerrar el cupo de admisión mucho antes de que acabara el plazo que habían dado para inscribirse porque, semanas antes, ya no cabía ni un alfiler.
    En cuanto a Fran Pallero ( presumo que eres un fotógrafo de El Periódico), si que es cierto que los grandes nombres que se mencionan en el artículo de Jubierre son freelances que, evidentemente, tocan temas que los fotógrafos de plantilla, absorbidos por el día día no pueden hacer.(Se me quejaba un fotógrafo de El Periódico diciéndome: somos mensajeros con cámara, llegar y ¡zas! A por otro tema y otro y otro....). El tema es espinosa porque la plantilla de El Periódico se enfrente a un inminente Expediente de Regulación de Empleo que afectará, sin duda, a sus fotógrafos. Se es freelance por elección o, por fuerza mayor. Y no hay nada que recriminar (Maria Rosa, por cierto, lo del aburguesamiento lo dice Jubierre en su artículo, no yo). Sería como recriminar a la sociedad porque no se convierten en la madre Teresa de Calcuta o en el padre Vicente Ferrer.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo5/11/08

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo5/11/08

    Yo estoy de acuerdo en este caso con Manel. Creo que no es el fotoperiodismo lo ke está en horas bajas, sino el compromiso social de las publicaciones.
    Por desgracia siempre habrá temas duros o difíciles que mostrar al mundo, pero mientras los medios prefieran publicar antes un tema bonito a la vista que un tema comprometido, el trabajo de los fotoreporteros se verá influenciado y truncará sus espectativas.
    Me sorprende ver que en las encuestas (como dice Paco) los temas preferidos por los lectores sean los de compromiso social, lo cual es un alivio, pero me niego a pensar que el último trabajo de Javier Bauluz tenga más tirón que la última campaña de Woman Secret.

    Lo de colocar las obras comprometidas de grandes autores en museos y grandes galerías, no me parece otra cosa que otro claro ejemplo de la sociedad en la que vivimos, una hipocresía brutal. Me gustaría saber el compromiso social que tiene la mayoría de la gente que compra estas imagenes y las cuelga en el salón de su casa...
    También me gustaría comentar la última observación de Manel. Aunque aún no soy un profesional del fotoperiodismo, me gustaría serlo, y me produce bastante enfado, pensar que el colectivo de fotógrafos no se apoyen lo suficiente y hagan fuerza común ante las injusticias de este sector.

    Con todo esto, espero que las cosas mejoren respecto al tema, y que la nueva hornada de fotoperiodistas que nos estamos cociendo a fuego lento, pegue con fuerza y ayude a que la cosa mejore.
    En fin, si hoy se ha producido el "win of change" de Obama, todo puede cambiar a mejor.

    Mario

    ResponderEliminar
  12. Javier Jubierre6/11/08

    Sólo unos comentarios sin ánimo de polémicas. Creo que hay cosas que de tan ciertas son indiscutibles. Todos los que trabajamos en este oficio sabemos que: Cada vez es más difícil hacer fotografías espontáneas, hay jefes de prensa e intentos de controlar la imagen en todos los ámbitos de la sociedad. Con la crisis general de la prensa, se va a acentuar aún más la falta de papel para reportajes gráficos. En cuanto si a la sociedad en general le interesan o no este tipo de reportajes tengo serias dudas. Que los fotógrafos de los medios, me incluyo yo, estemos "aburguesados", sólo hay que ver los trabajos propios que producimos fuera de nuestro horario laboral. Entiendo, que lo que hacemos en los medios es de fotógrafos de prensa, cubriendo los reportajes y noticias que nos piden nuestras empresas. Lo que hacían los míticos fotoperiodistas, por todos conocidos, es otra cosa. Yo hablo de " cierto aburguesamiento" y por supuesto hay excepciones. No hace falta que nombre a nadie, todos sabemos los fotógrafos de prensa que tiene una producción personal buena e interesante.

    ResponderEliminar
  13. Manel Ubeda6/11/08

    Lo que está en crisis, creo, no es el Fotoperiodismo. Quizá están en crisis los medios y su credibilidad, el compromiso de algunos fotoperiodistas con la realidad que les rodea y los valores contemporáneos que se aplican al género del reportaje.

    El tema de la fotografía fotoperiodística como "arte", como dice Jubierre, daría para un debate muy amplio. Las fotografías de denuncia de trabajos contemporáneos, que hablan de las miserias del género humano, expuestas en una galería o en un museo me parece una perversión del medio.

    Pensar que en una galería o museo los espectadores podrán reflexionar más y mejor (como defienden algunos), que si estuvieran impresas en un medio masivo es, simplemente, falso.

    Salvo las exposiciones mediáticas organizadas por grandes instituciones, ¿cuantas personas visitan una exposición? ¿Es comparable a la tirada de un periódico?. ¿Es comparable a la potencia que tiene hoy Internet para difundir un trabajo comprometido?

    La línea abierta, entre otros, por Salgado de exponer sus fotografías en gran formato, en lujosas galerías y grandes museos, publicar las imágenes en caros catálogos de tapa dura (para que luzcan en la mesita del café frente al sofá) y vender las fotografías como “espléndidas obras de arte” es, a mi modo de ver, una perversión del género.

    En estos momentos hay una epidemia, que se extiende sin freno, de fotoperiodistas que, ante la crisis de los medios, quieren ser artistas, vender copias muy grandes y a precios desorbitados.

    Quizá, en el fondo, no es más que una hábil estratagema del “sistema” para domesticar a los fotoperiodistas y, a cambio de una buena exposición y la venta de algunas de “sus obras de arte” evitar que trabajos comprometidos lleguen de forma masiva a los espectadores. Mientras “se trabajan” a comisarios y galeristas no hacen daño al sistema.

    Una última reflexión que, creo, está muy ligada al supuesto declive del fotoperiodismo en nuestros medios: ¿de los fotógrafos que trabajan en la prensa, ya sea en plantilla o como free-lance, quien no conoce alguna injusticia realizada, por parte de la empresa, en contra de algún compañero? En casos de despidos injustos, mobbing laboral, atropello de los derechos de autor, fotos pagadas a precios ridículos… ¿qué hemos hecho el colectivo de fotógrafos?

    Solo recordar que, hace unas semanas, por una negligencia laboral de una secretaria de juzgado, a ésta le cayó una sanción. A los pocos días se paralizaron todos los juzgados de España. Ya sé que ellos son funcionarios y no sufren por su puesto de trabajo, pero quizá ya es hora de tomar una actitud crítica y abrir un amplio y serio debate en el sector.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo10/11/08

    Totalmente de acuerdo con Manel Úbeda y me gustaría añadir que:
    La realidad es que hoy en día los fotógrafos están igualmente comprometidos, que la calidad de los fotoperiodistas españoles, sean free-lances o no, es muy alta y que tienen que luchar a diario para conseguir que se respeten sus mínimos derechos.
    Me sorprende tanto halago hacia los free-lances, esos mismos que los redactores jefe de fotografía -existen honorables excepciones, pero Jubierre no se encuentra entre ellas- explotan al máximo pagándoles poco y castigándolos sin trabajo cuando osan decir "hoy no puedo". Habría que aclarar que muchos de los llamados free-lances o colaboradores que trabajan en prensa son plantillas encubiertas, todos lo sabemos y lo que no dice el Sr. Jubierre es que el free-lance le va de maravilla ya que puede disponer de él las 24 horas del día y sin rechistar... por eso habla del "aburguesamiento de los fotógrafos de prensa". Los fotógrafos de prensa que están en plantilla como mínimo pueden hablar y defender sus derechos: una jornada laboral de acuerdo al salario que se cobra, la conciliación de la vida laboral y la vida familiar, un equipo en condiciones, etc... por eso son incómodos, malos, vagos y aburguesados.
    Parece mentira que el Sr. Jubierre no lo sepa, en su diario hay fotoperiodistas -no voy a decir los nombres para evitar represalias- que cuando finalizan su jornada laboral siguen haciendo reportajes de temas que les interesan, sociales y de denuncia, temas que bien pocas veces ven la luz en El Periodico porque cada vez se cotizan más los temas light o de café con leche, no vaya a ser que ofendamos la conciencia del lector.
    La fotografía que se publica en prensa ha mejorado porque siguen habiendo buenos profesionales en la calle, gente que ama la profesión y que a pesar del dirigismo de los medios, políticos, empresarios y un largo etc... coge la cámara con ilusión un día y otro día para dar de sí lo mejor. Los avances tecnológicos han facilitado la carrera contra-reloj que siempre se vive en prensa, pero la fotografía es como el refrán:"Aunque la mona se vista de seda... mona se queda". A una mala foto ya le puedes echar Photoshop... que seguirá siendo mala o peor...
    Los verdaderos herederos de Centelles, Miserachs y Català Roca son, sin menoscabo de Gervasio, Fernando, Tino y Pep que son grandes profesionales y admirados compañeros, todos aquellos que con dignidad, honestidad y profesionalidad utilizan la cámara fotográfica para mostrarnos la realidad que nos rodea, independientemente de que sean autónomos o contratados.

    Roser Vilallonga Tena

    ResponderEliminar
  15. Anónimo29/1/09

    Yo no sé si el foto periodismo está en decadencia porque no puedo comparar con el pasado por no conocerlo. Pero sí me atrevería a asegurar que siguen habiendo periodistas con inquietudes sociales que intentan enseñar por medio de la imagen.

    Imagino que es más fácil conseguir fotografías- documento de catástrofes límites que fotografías con alma de realidades cotidianas a mostrar por lo que aportan sus protagonistas de revulsivo a una sociedad en muchos aspectos confortable.

    Es fácil conmoverse con la tragedia lejana, e incómodo con la cercana. Pero creo que somos sensibles a la injusticia, por eso se han impuesto los reportajes de temas duros junto con los anuncios de bienes absolutamente innecesarios. Es un poco raro, y creo que encubre un poco la incapacidad de todos de no lidiar con el dolor cercano y ajeno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta aquí los comentarios que se hicieron tras la publicación del post en el 2008. A partir de aquí los recientes como el de Lucas.

      Eliminar
  16. Mas de lo mismo Paco, hoy en dia no importa que tan buenas fotos hagas, lo importante es el nivel de enchufe si recien llegas, o de poltrona si ya estas bien apalancado.
    Me parece que muchos fotografos viven de su nombre, no me vale la manida excusa de su dilatada carrera y bla bla bla...., la calidad fotografica se demuestra dia a dia, foto a foto.
    La mayoria de los que cobran pienso que suelen ir a cubrir el expediente, tratan la fotografia como un trabajo, sin pasión alguna y encima creen que son buenos en lo suyo....ja ja ja, alguno se declara incluso artista, lo que a la vista de sus tomas solo provoca la risa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede haber algo de eso Lucas. Algunos ya están "quemados".

      Eliminar